Complejo B, el alimento completo

Ago 14, 2012 | Por | Categoría: Noticias

El complejo B es un grupo de vitaminas que son esenciales para diferentes procesos en el organismo, muchas de estas no pueden ser producidas en el cuerpo, por lo que necesitan su aporte en la dieta.

Al administrar Complejo B, se obtiene una alternativa para completar el aporte necesario de los nutrientes esenciales para el organismo. Adicionalmente este producto viene enriquecido con hierro, que es esencial para la producción de células sanguíneas, y Zinc que sirve para un correcto funcionamiento del sistema inmune.

La mayor parte estas vitaminas se absorben en el duodeno y el yeyuno (parte alta del intestino delgado), pero algunos se absorben en el íleon (parte final del intestino delgado) como la vitamina B12, la cual se une a un factor intrínseco secretado por el estómago facilitando su absorción.

 

Debido a la solubilidad en agua, los excesos de estas vitaminas se excretan en la orina, de modo que rara vez se acumulan en concentraciones Tóxicas, a su vez, por esta misma propiedad, su almacenamiento es limitado (aparte de la cobalamina). (1).

Se han visto efectos benéficos de la administraciones de vitaminas del complejo B en la disminución del dolor neuropático producido por la neuropatía diabética. (8) Las vitaminas del complejo B hacen parte de muchos procesos metabólicos del cuerpo y su requerimiento es indispensable para un buen funcionamiento del organismo (16).

Tiamina

La absorción de las cantidades habituales de tiamina en la dieta, a partir del tubo digestivo, ocurre por medio de transporte activo dependiente de Na+; a concentraciones más altas, la difusión pasiva también es importante. La absorción por lo general se limita a una cantidad diaria de  8 a 15 mg, pero esta cantidad puede excederse mediante administración por vía oral, en dosis divididas con los alimentos.

En los adultos los tejidos se desintegran cada día y se requiere aproximadamente 1 mg de tiamina diario como dosis mínima. Cuando el consumo es menor a esta cifra, se excreta poca tiamina o ninguna en la orina. Cuando la ingestión excede el requerimiento mínimo, primero se saturan las reservas tisulares, a partir de esto el exceso aparece de manera cuantitativa en la orina como tiamina intacta o como primidina, que surgen a partir de la desintegración molecular. A medida que aumente el consumo de tiamina, el exceso se excreta sin cambios. (16).

La tiamina es en sí una pirimidina sustituida, enlazada por un puente metileno a un tiazol, que es transformado a difosfato de tiamina (forma activa) por la enzima tiaminadifosfotransferasa dependiente de ATP (adenosin trifosfato) que se encuentra presente en el encéfalo y el hígado.(1).

El difosfato de tiamina participa en 2 tipos de reacciones principalmente, (descarboxilacion oxidativa y reacciones transcetolasas) (1). En cada caso el difosfato de tiamina proporciona un carbono reactivo en el tiazol que forma un carbanión, el cual se libera más tarde para agregarse al grupo carbonilo, por ejemplo el piruvato, luego el compuesto agregado se descarboxila con eliminación de dióxido de carbono (1) . Y la actividad de tiamina en la reacciones transcetolasas es muy semejante al descrito para las carboxilaciones oxidativas (1).

Actúa como coenzima en el metabolismo de los hidratos de carbono. Además participa en la síntesis de sustancias que regulan el sistema nervioso. (1) la tiamina se ha usado en dosis elevadas como tratamiento en la diabetes, para el control de la proteinuria (marcado de progresión a falla renal) sin tener efectos tóxicos en diabéticos. (7)

Riboflavina

La riboflavina se absorbe con facilidad a partir de la parte alta del tubo digestivo, mediante un mecanismo de transporte específico, que comprende la fosforilacion de la vitamina hacia flavina mononucleotida. En esos tejidos y en otros, la riboflavina se convierte en flavina mononucleotido mediante la flavocinas, reacción sensible al estado en cuanto a hormona tiroidea, y que queda inhibida por la clorpromazina y por antidepresivos tricíclicos, el antipalúdico quinacrina también interfiere en la utilización de la riboflavina.

Esta última se encuentra distribuida en todos los tejidos, pero las concentraciones son uniformemente bajas y se almacena poca. Cuando se ingiere riboflavina en cantidades que se aproxima al requerimiento mínimo diario mínimo, sólo alrededor del 9% aparece en la orina. A medida que el consumo de riboflavina aumenta por arriba del requerimiento mínimo, una proporción mas grande se excreta sin cambios.

El ácido bórico, una sustancia química que suele usarse en el hogar, forma un complejo con la riboflavina y favorece su excreción urinaria, por ende la intoxicación por ácido bórico puede inducir deficiencia de riboflavina(16). La riboflavina se encuentra en las heces, esta quizá constituye la vitamina sintetizada por los microorganismos intestinales, puesto que en ingestiones bajas de riboflavina la cantidad que excreta en las heces excede a la que se ingiere. No hay pruebas de que al riboflavina sintetizada por las bacterias del colon pueda absorberse (16).

Consiste en un anillo isoaloxacina heterocíclico adherido al alcohol del azúcar ribitol, es ligeramente termoestable, pero se descompone en presencia de la luz (1).
El FMN( mononucleiotido de flavina) se forma de la riboflavina por fosforilación dependiente de ATP, en tanto  que FAD (dinucleotido de flavina y adenina) se sintetiza por una reacción adicional con ATP en donde la fracción AMP del ATP se transfiere al FMN, estas enzimas se conocen como flavoproteínas, en general los grupos protéticos se enlazan con fuerza, pero no por covalencia a sus apoproteinas, muchas enzimas flavoproteinicas contiene uno o más metales, como molibdeno y hierro, como cofactores esenciales y se les designa como metaloflavoproteinas (1).

La vitamina B2 es necesaria para la integridad de la piel, las mucosas y de forma especial para la córnea siendo imprescindible para la buena visión. También participa en la síntesis de otras vitaminas.(1) Estudios proponen que la diabetes disminuye las concentraciones de riboflavina, y que estas pueden ser corregidas con suplementos de riboflavina, la cual causa una elevación de la glutatión reductasa (enzima que se glicosila fácilmente en la diabetes, favoreciendo patologías oculares) y de la succinato deshidrogenasa mitocondrial que se encuentra a nivel hepático, por lo que se propone que hay una estrecha relación entre la riboflavina y estas enzimas. (15)

Niacina

Tanto el ácido nicotínico, como la nicotinamida, se absorben con facilidad a partir de todas las porciones del tubo digestivo, y la vitamina se distribuye hacia todos los tejidos. Cuando se administran dosis terapéuticas de ácido nicotínico o su amida, sólo aparecen pequeñas cantidades de la vitamina sin cambios en la orina.

Al administrar dosis en extremo altas de esas vitaminas, constituye el principal componente urinario. El ácido nicotínico y la nicotinamida se metaboliza principalmente por medio de formación de N-metilnicotinamida, que a su vez se metaboliza más. (16)

Niacina es el nombre genérico de ácido nicotínico y nicotinamida, que pueden actuar (uno y otro) como fuente de la vitamina en la dieta. El ácido nicotínico es un derivado del  ácido monocarboxílico de piridina (1). El nicotinato es la forma de niacina, que se requiere para la síntesis de NAD (dinucleotido de adenina y nicotinamida) y NADP (fosfato de dinucleótido de adenina y nicotinamida), por enzimas presentes en el citosol de gran parte de células, por tanto cualquier nicotinamida dietética debe pasar primero por desanimación a nicotinato (1).

Los NAD y NADP son coenzimas de numerosas enzimas oxidorreductasas (1). Las formas coenzimáticas de la niacina participan en las reacciones que generan energía gracias a la oxidación  bioquímica de hidratos de carbono, grasas, proteínas y síntesis de hormonas como la Hormona del crecimiento.

Estudios demuestra la eficacia para regular los niveles de colesterol en sangre, elevando las lipoproteinas de alta densidad (HDL) y disminuyendo las lipoproteínas de baja densidad (LDL), la niacina administrada a dosis terapéuticas para el control de dislipidemias ha demostrado leve alteración en el control de la glucosa en diabéticos (17)

Ácido Pantoténico

El ácido pantoténico se absorbe con facilidad a partir del tubo digestivo. Se encuentra en todos los tejidos a concentraciones que varían de 2 a 44 ng/g. al parecer esta sustancia no se desintegra en el organismo, puesto que el consumo y la excreción de la vitamina son casi iguales. Alrededor del 70% del ácido pantoténico absorbido se excreta en la orina (16).

El ácido pantoténico se forma de la combinación de ácido pantónico y beta alanina, luego de su absorción en el intestino, el ácido pantoténico se fosforila por ATP, para formar 4.fosfopantotenato, la adicién de cisteína y la eliminación de su grupo carboxilo conduce a adicion neta de tioetanolamina, que genera 4-fosfopanteteina, grupo protético de CoA (coenzima A, forma activa) y ACP (proteína portadora de acilos, forma activa) (1).

El grupo tiol actúa como portador de radicales acilo en CoA y ACP y así participa en diferentes procesos metabólicos, como síntesis de ácidos grasos, acetilaciones de fármacos, síntesis de colesterol, etc. (1).

Piridoxina

La piridoxina, el piridoxal, y la piridoxamina se absorben con facilidad a partir del tubo digestivo, luego de hidrólisis de sus derivados fosforilados. El fosfato de piridoxal explica al menos 60% de la vitamina B6, en la circulación. Se cree que el piridoxal es la forma primaria que cursa las membranas celulares. El principal producto excretado cuando se alimenta a seres humanos con cualquiera de las tres formas de la vitamina es el ácido 4-piridóxico, formado por el efecto de adenilato oxidasa hepática sobre el piridoxal libre.(16)

Las vitaminas B6 está constituida por tres derivados de piridina estrechamente relacionadas, piridoxina, piridoxal, y piridoxamina y sus fosfatos correspondientes; los 3 tienen la misma actividad vitamínica. Todas las formas de B6 se absorben en el intestino, pero durante la digestión hay cierta hidrólisis de ésteres de fosfato. El fosfato de piridoxal (forma activa) es la forma principal transportada en el plasma, la mayor parte de los tejidos contienen la enzima piridoxal cinasa, que es capaz de catalizar la fosforilacion por ATP de las formas desfosforiladas de la vitamina a sus ésteres de fosfato respectivos.

El fosfato de piridoxal es la forma más activa de los 3 fosfatos, pero todos tienen actividad como coenzima activa. (1) el fosfato de piridoxal es la coenzima para varias enzimas de metabolismo de aminoácidos  y participa en la glucogénesis (1).

Cobalamina

La vitamina B12 se absorbe fácilmente en el tracto gastrointestinal, excepto en los síndromes de mala absorción. La vitamina B12 se absorbe en la mitad inferior del íleon. La presencia del factor intrínseco y el calcio es esencial para la absorción oral de la vitamina B12. Se absorbe rápidamente en los sitios de administración intramuscular alcanzando niveles plasmáticos pico al cabo de 1 hora.

Unión a proteínas: Una vez absorbida se une a las proteínas plasmáticas. Su almacenamiento se distribuye en: Hepático (90 %); algo renal. Metabolismo: Hepático. Vida media: 6 días, aproximadamente (400 días en el hígado). La eliminación es principalmente Biliar, pero las cantidades superiores a las necesidades diarias se excretan en la orina principalmente.

La vitamina B12 (cobalamina) tiene una estructura cíclica compleja (anillo de corrin) semejante a las porfirinas, a la cual se une un ion cobalto albergado en su centro. La vitamina se sintetiza en forma exclusiva por microorganismos, por tanto no existe en vegetales, pero se conserva en animales en el hígado, donde se encuentra como metilcobalamina, adensicobalamina, e hidroxicobalamina, por tanto el hígado es fuente adecuada de vitamina, lo mismo que las levaduras, la preparación comercial es la cianocobalamina.

El factor intrínseco gástrico es necesario para la absorción de la vitamina B12, ya que así los receptores del ileon lo pueden absorber. Su forma plasmática es la transcobalamina II, para su transporte a tejidos  y su almacenamiento en el hígado, siendo la única vitamina hidrosoluble con esta propiedad. Sus formas activas son la metilcobalamina y la desoxiadenosilcobalamina, esta última es necesaria como coenzima para la conversión de metilmalonil-CoA a succinil-CoA, la cual es una reacción esencial en el ciclo del ácido cítrico, por lo que es parte importante en el procesos de la gluconeogenesis, la metilcobalamina es la coenzima en la conversión combinada de homocisteina a metionina y metiltetrahidrofolato a tetrahidrofolato. (Ciclo del acido fálico en la eritropoyesis) (1).

La cobalamina se ve disminuida por la administración de metformina (medicamento para la diabetes) (6).

Ácido Fólico

El folato o ácido fólico, contiene la base pteridina adherida a una molécula de ácido p-aminobenzoico (PABA), y  una molécula de ácido glutámico. Los animales no pueden sintetizar PABA ni adherir glutamato al ácido pteroico, y por tanto requiere folato en su alimentación. El folato reducido a tetrahidrofolato (forma activa) por la tetrahidrofolato reductasa, la tetrahidrofolato es el portador de unidades de carbono activadas, y es parte esencial en el proceso de la eritropoyesis.

Estudios demuestran que la administración de ácido fólico a diabéticos, disminuye las concentraciones de homcisteina plasmática (producto que en concentraciones elevadas deteriora el endotelio vascular, y este se eleva en enfermedades como la diabetes), (19, 20) y el ácido fólico inhibe la nicotinamida adenina nucleótido de phosphato (NADPH), lo que permite  la conservación del óxido nítrico y prostaciclinas, dos factores vasculoprotectores. (20).

Zinc

El cinc (Zn) es un metal que se encuentra en diferentes valencias, pero la forma químicamente combinable es el estado de oxidación +2 (Zn+2); no existe evidencia de que este metal sufra oxidación o reducción en reacciones biológicas, lo que permite que este elemento se transporte y utilice más fácilmente.

El cuerpo humano contiene aproximadamente 1.5 a 2.5 g de cinc. La cantidad de ingesta de cinc es de 12 a 16 mg/dÌa y el contenido en los alimentos es variable. Se encuentra en algunos órganos (hígado, riñón), tejidos (óseo, piel) y fluidos corporales. Fácilmente forma complejos tetraédricos con compuestos nitrogenados ricos en electrones, como aminoácidos, péptidos, proteínas y nucleótidos; además, tiene afinidad por los radicales tioles e hidroxilos.

Es necesario mantener un estado constante de cinc celular (homeostasis del cinc), incluso con variaciones en la ingesta de este elemento, para desarrollar las funciones fisiológicas. El cinc es uno de los oligoelementos más importantes en la nutrición y la salud en el hombre, pues desempeña un papel importante en una serie de procesos metabólicos: participa en el sitio catalítico de varios sistemas enzimáticos como las metaloenzimas, como ion estructural en membranas biológicas, en el crecimiento y diferenciación celular, en el sistema inmunológico, en la regulación del ADN y la apoptosis además, guarda una relación estrecha con la síntesis de ciertas proteínas como la insulina.(11, 13, 14) la disminución de las concentraciones de zinc aumenta el riesgo de sufrir diabetes (13), además de otros desórdenes patológicos (9), adicionalmente han sido descubierto anticuerpos contra los transportadores de zinc en la diabetes mellitus tipo 1 (9), adicionalmente se a evidenciando que en la diabetes hay una disminución de las concentraciones de zinc por aumento en la eliminación urinaria de este (12)

Hierro

El hierro es un componente muy importante de las metaloproteínas y juega un papel crucial en procesos bioquímicos como el transporte de óxigeno, transferencia de electrones y catálisis, lo que hace al hierro indispensable para la vida. El hierro se encuentra en 2 formas en el organismo, ligado al grupo hemo y al no ligado. Una fracción importante el hierro celular es asociada con las proteínas del grupo Hemo, un grupo en común compuesto por protoporfirina IX y Fe (II). El anillo tetrapirrólico es la unidad funcional para el transporte de óxigeno y dióxido de carbono y es sintetizado a base del ácido aminolevulínico.

El hierro no asociado al grupo hemo se encuentra en metaloproteínas, las cuales desempeñan diferentes funciones en el organismo, como transferencias de electrones, catálisis, etc. (3) se ha evidenciado que las concentraciones elevadas de hierro (que se mide con la prueba de ferritina) por su efecto oxidante está relacionado con la resistencia a la insulina, sin embargo, aún se debate si este mecanismo en diabéticos es secundario a un mal control de la glicemia o a un aporte elevado en la dieta. (18)

Efectos adversos

No se han reportado efectos adversos relacionados con la administración de los compuestos de este producto, sin embargo se recomienda suspender su administración frente a cualquier reacción alérgica o desfavorable. que pueda ser asociada con el consumo de este. (16)

Contraindicaciones y advertencias

Adminístrese con cuidado niños menores de 6 años, a personas con hemocromatosis hereditaria, talasemia mayor, híper-absorción gastrointestinal de hierro y paciente con transfusiones a repetición. (3) no exceder su consumo.

Toxicidad

No se conoce  reporte de concentraciones tóxicas asociadas al consumo de este producto; adicionalmente las vitaminas hidrosolubles por sus propiedades no alcanzan concentraciones toxicas (1), existen reportes de toxicidad por hierro (síntomas del sistema nervioso central, fibrosis hepática)(3),   y zinc (300 mg o mas por día) debido a la sobredosificación crónica de suplementos a base de estos y/o patologías relacionadas, por lo que se recomienda no exceder su consumo. (3) (4). A concentraciones de 2 a 6 g/día de niacina se pueden presentar los efectos tóxicos como prurito, rubor, molestias gastrointestinales y hepatotoxicidad. (16)

Interacciones

La administración de isoniazida (medicamento utilizado para el tratamiento de la tuberculosis) puede inhibir el metabolismo de la vitamina B6 (1, 16), el tratamiento crónico con penicilina puede inhibir la absorción de la vitamina B6 (16) el consumo de ácido bórico o la intoxicación con este facilita la elimina de riboflavina. (16). Otros suplementos de hierro y zinc pueden aumentar el riesgo de adquirir concentraciones tóxicas. No exceder su consumo.

Alteraciones en pruebas de laboratorio

·         El consumo de complejo  B  podría cambiar la coloración y composición de la orina por el aumento en la excreción de estos.
·         La prueba de ferritina puede elevarse ligeramente.

Efectos cancerígenos o mutagénicos.

No se han reportado o asociado alteraciones mutagénicas o cancerígenas con la administración de este producto (3).

Bibliografía

1.     Robert K. Murray, Peter A.Meyes, Daryl K.Granner, Victor W.Rodwell “Bioquímica de Harper” edición especial 14 (basada en la edición 14),

2.     Kornhuber J, Lange KW, Kruzik P. “Iron, Copper, Zinc, Magnesium and Calcium in postmortem brain tissue from schizophrenic patients”. Biol Psychiat 1994; 36:31-34.

3.     G. Papanikolaoua, K. Pantopoulos  “Iron metabolism and toxicity”, , Received 19 April 2004; accepted 24 June 2004 Available online 11 August 2004, editorial ELSEVIER

4.     Gary J fosmire, “Zinc toxicity”, The American Journal of Clinical Nutrition.

5. Basim A. Yaqub, Abdulaziz Siddique, Riad Sulimani, “Effects of methylcobalamin on diabetic neuropathy”, Clinical Neurology and Neurosurgery Volume 94, Issue 2, July 1992, Pages 105-108, 109-111

6.     Sharon Leung, Andre Mattman, Floyd Snyder, Rosemin Kassam, Graydon Meneilly, Ebba Nexo, “Metformin induces reductions in plasma cobalamin and haptocorrin bound cobalamin levels in elderly diabetic patients”, Clinical Biochemistry, editorial ELSEVIER

7.     Riaza,b, Vernon Skinnerb, Surjit Kaila Srai  “Effect of high dose thiamine on the levels of urinary protein biomarkers in diabetes mellitus type 2”, Samreen, Journal of Pharmaceutical and Biomedical Analysis, editorial ELSEVIER

8.     Corinne G. Jolivalt. Leah M. Mizisin, Austin Nelson, Joice M. Cunha, Khara M. Ramos, Dieter Bonke, Nigel A. Calcutt, B vitamins alleviate indices of neuropathic pain in diabetic rats, European Journal of Pharmacology, 2009) 41–47, editorial ELSEVIER

9.     Judith Jansen, Wolfram Karges, Lothar Rink, “Zinc and diabetes — clinical links and molecular mechanisms”, Institute of Immunology, Medical Faculty, RWTH Aachen University, 52074 Aachen, Germany Division of Endocrinology and Diabetes, Medical Faculty, RWTH Aachen University, 52074 Aachen, Germany Received 7 November 2008; received in revised form 12 January 2009; accepted 13 January 2009

10.  Jose´ Branda˜o-Neto, MD, PhD, Carlos A.B. Silva, MD, PhD, Adriana A. Rezende, Chem PhD, Maria G. Almeida, Pharm PhD, Vale´ria S.P. Sales, MD, PhD, Ju´ lio S. Marchini, MD, PhD, “Zinc pharmacokinetics in insulin-dependent diabetes mellitus patients after oral zinc tolerance test”, Multidisciplinar Laboratory, Centro de Cieˆncias da Sau´ de, Universidade Federal do Rio Grande do Norte, Natal – RN, Brazil, Division of Clinical Nutrition, Faculdade de Medicina de Ribeira˜ o Preto, Universidade de Sa˜ o Paulo, Ribeira˜ o Preto—SP, Brazil, 20 September 2002, editorial ELSEVIER

11.  Anel Gómez García,  Patricia Magaña Garns, “Papel del cromo y del cinc en el metabolismo de la insulina” Instituto Mexicano del Seguro Social, Versión definitiva: 29 de agosto de 2003, revista médica del IMSS.

12.  Haase HOverbeck SRink L, “Zinc supplementation for the treatment or prevention of disease: current status and future perspectives.”. Source Institute of Immunology, University Hospital, RWTH Aachen University, German Exp Gerontol. 2008 May;43(5):394-408. Epub 2007 Dec 14.

13.  Beletate VEl Dib RPAtallah AN. “Zinc supplementation for the prevention of type 2 diabetes mellitus.” Universidade Federal de São Paulo, Programa de graduacao de Medicina Interna e Terapeútica, Aquilino Pacheco 1516, apto 43, Piracicaba, Brazil.

14.  Salgueiro MJKrebs NZubillaga MBWeill RPostaire ELysionek AECaro RADe Paoli THager ABoccio J, “Zinc and diabetes mellitus: is there a need of zinc supplementation in diabetes mellitus patients?”. Radioisotope Laboratory, School of Pharmacy and Biochemistry, University of Buenos Aires, Piso Bajo, Argentina. Biol Trace Elem Res. 2001 Sep;81(3):215-28.

15.  A.S. Reddi , “Riboflavin nutritional status and flavoprotein enzymes in normal and genetically diabetic KK mice”, department of medicine, diabetes and metabolism división, new york, medical college, new york, USA. Available onlien 27 abril 2004

16.  Goodman y Gilman, “las bases farmacológicas de la terapéutica”, 9ª edición, editorial  McGraw-Hill.

17.  Christopher S. Vaccari, MD, Ramadan A. Hammoud, MD, Sameer H. Nagamia, MD, Kanni Ramasamy, NP, Allen L. Dollar, MD, Bobby V. Khan, MD, PhD*, “Revisiting niacin: reviewing the evidence”, Submitted February 17, 2007; Revised June 23, 2007; Accepted for publication July 22, 2007.

18.  Swapnil N. Rajpathak, Jill P. Crandall, Judith Wylie-Rosett, Geoffrey C. Kabat, Thomas E. Rohan, Frank B. Hu, “The role of iron in type 2 diabetes in humans”, Biochimica et Biophysica Acta, 2008 Elsevier

19.  Bahram Pourghassem Gargari a,*, Vahide Aghamohammadi a, Akbar Aliasgharzadeh, “Effect of folic acid supplementation on biochemical índices in overweight and obese men with type 2 diabetes”, diabetes  research and clinical practice 9 4 ( 2 0 1 1 ) 3 3 – 3 8, editorial ELSEVIER

20.  Nilima Shukla, Gianni D. Angelini, Jamie Y. Jeremy, “The administration of folic acid reduces intravascular oxidative stress in diabetic rabbits”, Metabolism Clinical and Experimental 57 (2008) 774–781, editorial ELSEVIER

Etiquetas: , , , ,

Comentarios cerrados.