Elimine las flemas de la garganta de forma natural

Ago 4, 2015 | Por | Categoría: Remedios Naturales

La gripa, además de otras muchas molestias, trae una bastante tediosa y que puede durar mucho tiempo después de que se ha superado el virus, esas son las flemas, que por lo general van acompañadas de tos, el mecanismo de defensa que se activa para tratar de eliminarlas.

healthy tea for relaxing time

healthy tea for relaxing time

Las flemas pueden llegar a irritar la garganta y si no se controlan a tiempo pueden conducir a enfermedades más complicadas. Por lo tanto, lo mejor es tener a mano algunos consejos y remedios caseros, que le ayudarán a limpiar su garganta y usando artículos de la nevera o la alacena.

Ajo

El ajo es muy rico en varios compuestos que le hacen actuar como antibiótico natural, por ello es un remedio muy adecuado para tratar y combatir las flemas y la tos. Puede consumirlo de dos formas, una es comerlo crudo directamente, preferiblemente en ayunas y la otra en algún suplemento.

Cebolla

La cebolla ejerce una acción antiespasmódica, sedante, antibiótica, mucolítica, broncodilatadora y expectorante, por lo que ayuda a desinflamar y a combatir la infección causada en la tos con flemas. Corte una cebolla y aspire durante 5 minutos su aroma directamente, unas 3 veces al día.

Eucalipto

El eucalipto, tiene una acción acción mucolítica y expectorante, que ayuda a despegar la flema acumulada y facilitar su expulsión. Tiene que poner una olla con agua a hervir y añadir un puñadito de hojas de eucalipto, dejando que hierva durante un minuto. A continuación, tiene que retirar del fuego y respirar los vapores, con cuidado de no quemarse y tapando la cabeza con una toalla para aprovechar mejor los vapores que salen.

Tomillo

El tomillo, tiene una acción acción mucolítica y expectorante, que le ayudará a despegar la flema acumulada y facilitar su expulsión. Ponga una olla con agua a hervir y añade un puñadito de tomillo, dejando que hierva durante un minuto, aproximadamente. A continuación, tiene que retirar del fuego y respirar los vapores, con cuidado de no quemarse, y tapando la cabeza con una toalla. Debe realizar esta operación un par de veces al día, hasta que los síntomas hayan desaparecido

Sauco, menta y salvia

Para poner en práctica este remedio natural tiene que poner una olla con agua a hervir y añadir una cucharadita de hojas de menta, una de saúco y otra de salvia, dejando que hierva durante un minuto. A continuación retire del fuego y respire los vapores, con cuidado de no quemarse con el vapor, y tapando la cabeza con una toalla para aprovecharlos mejor.

Jengibre

El jengibre tiene propiedades expectorantes, por lo que junto con la leche, le ayudará a expulsar ese exceso de mucosidad que resulta tan molesto. Para preparar este remedio tienes que rallar un trocito de jengibre fresco, del tamaño más o menos de medio pulgar, con un rallador y añadirlo a un vaso de leche muy caliente. Este remedio es especialmente efectivo antes de irte a dormir, ya que ayudará a conciliar el sueño y a acabar con la mucosidad.

Limón

El limón tiene un alto contenido de vitamina C y elementos fitoquímicos, que hace que aumenten las defensas del cuerpo y lo prepara para luchar contra las infecciones, siendo además, un gran expectorante.

Miel de abejas

La miel de abejas es un alimento antiséptico, calmante y bactericida, por lo que la combinación con la miel servirá para eliminar la tos con flemas. Tiene que exprimir el limón y añadir el zumo a un vaso con agua caliente, sin necesidad de llegar a hervir, junto con una cucharadita de miel. Después de removerlo bien para que la miel se disuelva, le conviene tomarlo aún caliente para que el efecto sobre la mucosidad sea mayor.

Propóleo

El própolis o propóleo ejerce un efecto antibiótico y antibacteriano, por lo que va a resultar de utilidad para la tos con flemas. Es una sustancia que las abejas obtienen de las yemas de los árboles y llevan a la colmena, para transformarlo en un producto que utilizan para sellar, reparar y proteger la colmena de agentes infecciosos. Se puede encontrar como suplemento alimentario en herbolarios o tiendas naturistas.

Té de limón con miel

Puede hacerlo usted mismo con agua tibia y limón, mezclando 2 cucharaditas de jugo de limón en una taza de agua tibia. La acidez del jugo de limón deshace la mucosidad. Añade 1 cucharadita de miel, esta mezcla calmará la garganta.

Picante

Coma cosas picantes. Los alimentos picantes, tales como el rábano, el pimentón, el ají  o la pimienta, son descongestionantes y ayudan a desprender parte de la desagradable flema.

Beba alimentos calientes

Puede ser té, sopa de pollo o algo parecido. Los líquidos calientes ayudan a calmar, mientras deshacen la mucosidad pegada a la garganta.

Gárgaras de agua salada

Haga gárgaras de agua salada. Mezcle ½ cucharadita de sal con 1 taza de agua templada y haga gárgaras con este preparado echando la cabeza un poco hacia atrás.

Pan tostado

Si no tiene muy irritada la garganta, pruebe a comer pan tostado, que es bueno para deshacer la flema y llevarla hasta el estómago. Cuando trague la tostada, raspará tu garganta con suavidad, eliminando parte de la flema.

Tome mucha agua

Si su cuerpo produce mucha flema, posiblemente sea porque está intentando salir de una enfermedad. Esto significa que el sistema inmunológico está trabajando a toda marcha. Dele al cuerpo el agua necesaria para hacer este trabajo.

Vinagre de sidra

Tome 1 cucharadita de vinagre de sidra. No sabrá muy bien, pero funcionará. Tráguela lo más rápido que pueda, y luego espere de 5 a 10 segundos. Si aún siente el sabor, tome un poco de agua.

 

Por Periodista Digital, Ricardo Rodríguez

Para Informativo Natural

Comentarios cerrados.