African Mango + Green Tea + Cromo

Ficha Clínica

Forma Farmacéutica y Fórmula Estructural y Condensada

Cápsula blanda de gelatina.

Tomar 2 cápsulas por día, una antes de dos de las comidas principales (desayuno y almuerzo). No consuma más de dos cápsulas por día.

Las cápsulas blandas de gelatina son una excelente opción para este producto. Dentro de las ventajas que ofrece esta presentación se encuentran:

·         Mejora de la biodisponibilidad productos poco permeables o poco solubles en agua.

·         Mayor uniformidad de contenido de sustancias activas en dosis bajas.

·         Disminuye la probabilidad de falsificación.

·         Más fácil de deglutir.

·         Mejora de la aceptación y preferencia del paciente.

·         Menores efectos adversos a nivel gastrointestinal

·         Permite encapsular ingredientes activos múltiples que puedan presentar incompatibilidad química.

·         Pocos efectos adversos a nivel gastrointestinal

Uso del producto

El principal uso del African Mango (Irvingia gabonensis), Té Verde más Cromo,  es la reducción de peso en pacientes con obesidad o sobrepeso.

african mango

 

Mecanismo de Acción

Este producto contiene tres compuestos que se han relacionado con la pérdida de peso. Juntos podrían tener un efecto sinérgico que promueva la pérdida de grasa corporal.

Los 3 componentes del producto tienen mecanismos de acción diferentes.

African Mango: Según estudios in vitro e in vivo, IGOB131®, un extracto de semilla de Irvingia gabonensis comercializado, inhibe la adipogénesis mediante la estimulación de la expresión de la adiponectina y regulación a la baja de PPAR-gamma y leptina.

Por otra parte, algunos estudios en seres humanos con sobrepeso u obesos, han demostrado que la Irvingia gabonensis mejora varios parámetros relacionados a la obesidad, incluyendo el peso corporal, la grasa corporal, circunferencia de cintura y cadera, la actividad de la adiponectina, y sensibilidad a la leptina.

Las semillas de Irvingia gabonensis (African Mango) son utilizadas en África para la preparación de alimentos, así como por sus propiedades medicinales. Los trabajos de investigación disponibles muestran que las semillas contienen grasa y proteínas. Están conformadas por un 70% de grasa, de las cuales 51.8% corresponde a ácido miristico (C14:0) y 38.44 % de ácido láurico (C12:0).

El papel de los ácidos grasos saturados en el metabolismo de grasa y lipoproteínas de baja densidad LDL se ha estudiado en modelos animales y humanos. Los ácidos grasos saturados, como el ácido mirístico, inducen un incremento del colesterol plasmático, principalmente en colesterol LDL. Muchos de los ácidos grasos ejercen diferentes efectos en en la concentración de lípidos y lipoproteínas en sangre.

Los ácidos grasos saturados incrementan el riesgo cardiovascular, puesto que elevan las concentraciones de colesterol total y LDL.  Los adipocitos constituyen el sitio principal de almacenamiento de energía. Pueden acumular triglicéridos debido a diferentes factores, tales como estrés excesivo, predisposición genética, deficiencias nutricionales o desequilibrio entre ingesta y gasto energético. Moléculas como PPARy están involucradas en la expresión secuencial de proteínas específicas, que tienen un papel importante en la diferenciación de líneas celulares adipocíticas.

El mecanismo de acción de irvingia gabonensis aún es controversial, sin embargo se han investigado los efectos inhibitorios de la producción de triglicéridos y la actividad de la enzima glicerol 3 fosfato deshidrogenasa en células adipocíticas en cultivo. Dicha enzima cataliza la conversión de glicerol en triglicéridos.

Así mismo, dos moléculas son consideradas la base el mecanismo de irvingia gabonensis, la adiponectina (cuyos niveles en sangre son inversamente proporcionales al porcentaje de grasa corporal) y la leptina, hormona cuya función es inhibir la ingesta y estimular la termogénesis. Se ha propuesto que la semilla de mango africano ejerce un efecto lipolítico a través de la regulación de las hormonas y moléculas mencionadas.

La línea celular 3T3- L1 se utiliza frecuentemente como modelo de diferenciación de células adipocíticas, según un estudio realizado con dicha línea celular, irvingia puede tener un efecto inhibitorio de la adipogénesis, lo que es resultado de la no expresión de proteínas adipocíticas específicas.

Según el estudio la exposición a la irvingia, resulta en menores niveles de triglicéridos intracelulares y disminución de la actividad de G3PDH, lo que se traduce en menos diferenciación de preadipocitos en adipocitos.

El tratamiento con irvingia inhibe la expresión de PPAR y (como se mencionó anteriormente), con lo que el proceso de adipogénesis se detiene. También parece modificar los niveles de leptina en sangre y aumentar la expresión de adiponectina, con lo que se ha propuesto que irvingia podría tener efectos en la reducción de peso a través de regulación de niveles de adiponectina, leptina y otras moléculas esenciales en el metabolismo de lípidos en el organismo. (1), (2)

Té Verde: Conocido desde hace décadas como coadyuvante en las terapia de sobrepeso, modifica señales periféricas claves producidas por leptina,  insulina y grelina, hormonas vinculadas al estado  de saciedad. En cuanto al metabolismo de las  grasas, las enzimas que las fragmentan (lipasa  gástrica y lipasa pancreática), se inactivan ante la presencia de compuestos flavonoides, lo que impide su absorción.

El extracto de té verde, se elabora con las hojas  secas de la planta Camellia sinensis. Los constituyentes predominantes de té verde, que representan hasta el 35% del peso seco, son los polifenoles, comúnmente conocidos como catequinas y son la porción biológicamente más activa de esta planta; las catequinas del té verde (GTC), pueden afectar múltiples aspectos del balance energético, lo que en conjunto, da como resultado una reducción de peso corporal y pérdida de grasa.

Epigalocatequina-3- galato (EGCG) es la catequina más abundante en el té verde. También se considera que es su componente más bioactivo.

Los sólidos restantes del té verde son la cafeína, la teanina, teaflavinas, quercetina y otros compuestos fenólicos como el ácido gálico y ácido clorogénico. (6)

Gran parte del trabajo en los seres humanos se ha centrado en sus efectos a nivel de termogénesis y la oxidación de sustratos, ambos mediados por la actividad del sistema nervioso simpático. Otros mecanismos potenciales incluyen modificaciones en el control del apetito, regulación de las enzimas implicadas en el metabolismo de los lípidos hepáticos y disminución en  la absorción de nutrientes. (6)

Aunque su papel en la pérdida de peso no es clara, GTC ha demostrado que aumenta tanto el gasto energético como la oxidación de grasas. Las catequinas contenidas en el té verde inhiben in vitro la enzima catecol-O-metiltransferasa (COMT), resultando en una disminución en el metabolismo de la norepinefrina.

El aumento de los niveles de norepinefrina resultantes, podrían ser  los responsables de un aumento en el gasto energético y oxidación de la grasas, lo que secundariamente conduciría a la pérdida de peso. Además de catequinas, el té verde contiene cafeína, que ha demostrado aumentar el metabolismo. La cafeína inhibe la fosfodiesterasa, lo que resulta en un aumento del monofosfato cíclico de adenosina, capaz de estimular el sistema nervioso simpático.

En conclusión, el té verde podría afectar el metabolismo de las grasas y la subsecuente pérdida de peso a través de 4 mecanismos:

1. Gasto energético

2. Alteraciones en el metabolismo de las grasas

3. Inhibición del apetito

4. Disminución de la absorción de nutrientes

Los estudios revisados sugieren que el consumo diario de té verde, reduce la absorción de grasas a  nivel intestinal y disminuye los niveles plasmáticos de lípidos. Dichas características pueden  constituirse en un factor protector para la enfermedad cardiovascular, siempre que su consumo se  acompañe de dieta y ejercicio diarios, ajustados a  las necesidades de cada individuo.

african mango

Cromo: Es un oligoelemento esencial, necesario para el metabolismo normal de los carbohidratos, proteínas y grasas, e indispensable como cofactor de la actividad de la insulina.

La dieta y la suplementación con cromo, ha producido mejoría  en el metabolismo de la glucosa, la sensibilidad a la insulina y la composición corporal en los ensayos en humanos. El cromo orgánico es un compuesto de cromo trivalente y ayuda en la absorción de cromo eficiente.

En general se cree que el cromo puede ejercer sus efectos sobre la pérdida de peso, a través de la disminución de grasa corporal y de sus efectos a nivel de sensibilidad a la insulina. Se ha sugerido que el cromo podría influir en los neurotransmisores implicados en la regulación de la conducta alimentaria, el estado de ánimo y la ansiedad. Puede suprimir el apetito y estimular la termogénesis a través de la sensibilización de glucoreceptores en el cerebro. La distribución de la grasa corporal se relaciona con la sensibilidad a la insulina; la grasa periférica es más insulino sensible que la grasa que se encuentra en el centro del pecho y el abdomen. (8)

Indicaciones Médicas

Los componentes de este producto tienen diversas propiedades, sin embargo, irvinga gabonensi + té verde + cromo se utiliza en la reducción de peso, beneficios adicionales como antioxidante pueden derivarse de su uso. (1)

Evidencia

La evidencia sobre los productos para disminución de peso aún es controversial y poco concluyente.

El mango africano ha sido estudiado desde hace unos años por sus propiedades reguladoras de adipogenesis y control del apetito. Se han realizado ensayos clínicos con resultados prometedores, sin embargo aún presenta limitaciones que incluyen tamaño de muestra insuficiente, corto tiempo de intervención entre otros.

Debido a lo anterior, la evidencia aunque muestra resultados positivos derivados del uso de Irvingia gabonensis, aún no es concluyente. Deben realizarse ensayos clínicos aleatorizados con un tamaño de muestra mayor para determinar sus efectos a largo plazo.

Un estudio realizado en 2009, realizado en 102 sujetos con sobrepeso y/o IMC > 25, mostró resultados favorables frente a parámetros como peso corporal, grasa corporal y niveles de marcadores como LDL sérico y proteína c reactiva.

Algunas de las limitaciones del estudio incluyeron la aleatorización de los pacientes y los resultados del grupo de placebo. (2), (4).

Se ha propuesto un efecto reductor de peso para el té verde y sus compuestos catequinas. Un estudio tuvo como objetivo investigar si el efecto del  té verde rico en catequinas en combinación con  inulina, afectaría el peso corporal y la masa grasa en adultos obesos y con sobrepeso.

Un total de treinta  sujetos fueron divididos en un grupo control y un  grupo experimental que recibió 650 ml de té o el té  verde rico en catequinas más inulina. Una  reducción del peso corporal (- 1,29 (sem 0,35) kg) y  la masa grasa (0,82 (sem 0,27) kg) en el grupo  experimental se encontró después de 6 semanas, y  no se observaron efectos adversos.

Después de  abstenerse del consumo de 2 semanas, se  observaron efectos sostenidos sobre el peso  corporal y la masa grasa. Los autores concluyeron  que la ingesta continua de catequina de té verde  rico en inulina en combinación con por lo menos 3  semanas puede ser beneficiosa para el control de  peso. (7)

Para evaluar los efectos del extracto de té verde se realizó un ensayo clínico aleatorizado, doble ciego,  controlado con placebo entre diciembre de 2007 y noviembre de 2008. Los sujetos fueron asignados al azar para recibir 1500 mg de un GTE (extracto de  té verde) o placebo descafeinado al día durante 16  semanas.

Sesenta y ocho de los 80 temas, de entre  20 a 65 años con IMC> 25 kg/m2 y la diabetes tipo  2 durante más de un año, completaron el estudio.

Se utilizó la evaluación del modelo homeostático de  resistencia a la insulina (HOMA-IR) como medida de resultado importante. Al inicio del estudio y  después de 16 semanas de tratamiento, medidas  antropométricas, la glucosa en ayunas, la hemoglobina A1C por ciento (HbA1C), péptidos  hormonales, y lipoproteínas en plasma se midieron en ambos grupos. (9)

En cuanto al cromo, Cochrane realizó una revisión sistemática con el fin de evaluar los efectos de la suplementación de Cromo en personas con sobrepeso u obesas. Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) en donde se utilizaron suplementos de cromo en personas que tenían sobrepeso u obesidad. Se excluyeron los estudios que incluían a niños, mujeres embarazadas o personas con condiciones médicas graves. (8)

Se evaluaron nueve ECA con un total de 622 participantes. Los ECA se llevaron a cabo en el ámbito comunitario, con intervenciones realizadas principalmente por profesionales de la salud y por períodos de seguimiento de corto a mediano plazo (hasta 24 semanas).

Los autores concluyeron que  la evidencia actual no es suficiente para apoyar el uso de cromo como suplemento aislado y que deberían hacerse más ensayos clínicos controlados por tiempos de seguimientos superiores a 4 meses.

No se reportaron eventos adversos graves, ni mortalidad en ninguno de los estudios, por lo que se consideraría que el cromo no es tóxico ni perjudicial para la salud. (8)

Interacciones

No se han reportado interacciones con medicamentos, alimentos o suplementos nutricionales.

Contraindicaciones y advertencias

Usar con precaución en:

1. Pacientes con alteración de la motilidad gástrica. Algunos estudios sugieren que irvinga gabonensis disminuye la motilidad del tracto digestivo

2. Paciente con alteración funcional hepática, estudios en animales sugieren que el compuesto puede alterar la morfología de hígado.

3. No utilizar en niños ni mujeres en estado de embarazo. La evidencia no es suficiente para aprobar su uso en dichas poblaciones.

4. No usar si tiene hipersensibilidad a cualquiera de los componentes del producto. (1), (2)

Efectos adversos

Algunos estudios han reportado algunos efectos adversos transitorios como:

1. Náuseas

2. Diarrea

3. Cefalea

4. Somnolencia.

Aunque son infrecuentes, en caso de presentarlos suspenda su uso y consulte a su médico. (1), (2)

Toxicidad

No hay reportes de toxicidad, no exceda la dosis recomendada. (1)

 

Bibliografía

  1. https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com/databases/food,-herbs supplements/n/irvingia/professional.aspx
  1. Julius E Oben. Inhibition of Irvingia gabonensis seed extract (OB131) on adipogenesis as mediated via down regulation of the PPARgamma and Leptin genes and up-regulation of the adiponectin gene. Lipids in Health and Disease 2008, 7:44
  1. https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com/Search.aspx?q=green+tea&GO.x=0&GO.y=0&GO=SUBMI
  1. Judith L Ngondi. IGOB131, a novel seed extract of the West African plant Irvingia gabonensis, significantly reduces body weight and improves metabolic parameters in overweight humans in a randomized double-blind placebo controlled investigation. Lipids in Health and Disease 2009, 8:7
  1. Irvingia gabonensis fat: nutritional properties and effect of increasing amounts on the growth and lipid metabolism of young rats wistar sp. Thierry Joël Nangue. Nangue et al. Lipids in Health and Disease 2011, 10:43
  1. An Evidence-Based Review of FatModifying Supplemental Weight Loss Products. AmyM. Egras,1. Journal of Obesity. Volume 2011,
  1. Tia M. Rains, Sanjiv Agarwal. REVIEWS: CURRENT TOPICSAntiobesity effects of green tea catechins: a mechanistic review. Journal of Nutritional Biochemistry 22 (2011) 1–7
  1. Tian H, Guo X, Wang X, Chromium picolinate supplementation for overweight or obese adults (Review) Copyright © 2013 The Cochrane Collaboration.
  1. Yang H-Y, Yang S-C, Chao JC-J, Chen J-R. Beneficial effects of catechin-rich green tea and inulin on the body composition of overweight adults. Br J Nutr.  marzo de 2012;107(5):749-54.

       10Hartley L, Flowers N, Holmes J, Clarke A. Green and black tea for the primary prevention of cardiovascular disease (Review)                         Green and black tea for the primary prevention of cardiovascular disease (Review) Copyright © 2013 The Cochrane Collaboration.