Calcio + Vitamina D3 + Potasio

Huesos fuertes con Calcio, Vitamina D3 y Potasio

La osteoporosis es una enfermedad en la que los huesos de nuestro cuerpo adquieren una forma porosa similar a una esponja y se hacen más susceptibles a fracturas, es decir se tornan frágiles y se quiebran fácilmente con muy poca presión.
57577444Es altamente prevalente en mujeres después de los 40 años por los procesos de desmineralización y pérdida de calcio, secundarios a la disminución de hormonas femeninas, específicamente estrógenos.

Lo anterior, ha incentivado el uso de productos que contengan calcio y vitamina D, pues han mostrado beneficios en la prevención de fracturas, especialmente en la población mencionada.

El calcio, es un mineral que entra a nuestros huesos por medio de la vitamina D y juntos, proporcionan la fortaleza necesaria para formar la estructura ósea o esqueleto. (3)

A pesar de los beneficios de calcio + vitamina D, existen contraindicaciones para el uso de éste producto. Dado que el calcio es filtrado a nivel renal, no debe ser utilizado en pacientes con predisposición a la formación de cálculos renales por el alto riesgo de hipercalciuria y nefrolitiasis.

Este producto contiene potasio en forma de citrato, estudios han demostrado que el uso de citrato de potasio podría disminuir la probabilidad de formación de cálculos renales secundario a aumento del aporte de calcio o a los niveles del mismo.

Por ello, se considera que este producto representa una ventaja frente a aquellos que solo contienen calcio + vitamina D, pues al proporcionar más seguridad y disminuir el riesgo de padecer cálculos renales. Es útil en  individuos que deseen utilizarlo de forma crónica o que tengan antecedentes de litiasis.

Dosis recomendada

Tomar 1 cápsula dos veces por día con las comidas principales.

Se recomienda su uso acompañado de alimento con el objetivo de disminuir la irritación gástrica y acelerar la absorción del producto. No consumir más de 3 cápsulas por día para evitar toxicidad, ni más de 1 cápsula en una sola toma con el fin de aumentar su absorción intestinal. El carbonato de calcio es mayormente absorbido si se acompaña de alimento pues depende de la acción del ácido clorhídrico. (1)

Se recomienda ingerir abundante cantidad de liquido (2,5-3,0 litros por día), lo que aumentará el volumen urinario.

Las cápsulas blandas de gelatina proporcionan mayor absorción del producto y con ello, aseguran la llegada al torrente sanguíneo de forma más efectiva. Así mismo, son la mejor opción para productos que contengan tres elementos o más, en este caso, los tres componentes vitamina D3, calcio y potasio se encuentran en cantidades moderadas pero precisas y por ello requieren una forma farmacéutica que permita incorporarlos de manera efectiva.

Fáciles de deglutir y sin sabor desagradable, las cápsulas de gelatina blanda son la mejor presentación para el calcio + vitamina D + potasio. (1), (2)

 Mecanismo de Acción

Los mecanismos de acción de este producto son complementarios. Entre vitamina D y calcio existe una estrecha relación necesaria para el correcto metabolismo óseo. Por su parte, el potasio ejerce un papel protector frente a los posibles efectos adversos del calcio que, en algunos casos puede promover la formación de cálculos a nivel renal.

calcio + vitamina D3

El calcio es esencial para el mantenimiento de nuestro organismo. Este importante elemento interviene en la actividad de nuestro cerebro, músculos, huesos, riñón y coagulación sanguínea. Así mismo se relaciona con funciones vitales  como  la respiración y el adecuado funcionamiento de nuestro corazón.

Es importante recordar que no solo el envejecimiento se asocia con la pérdida de calcio y subsecuentemente con la osteoporosis, existen condiciones que favorecen este proceso como la dieta baja en calcio y/o vitamina D, mínima exposición a la luz solar, el género femenino o el tener huesos muy delgados. En estos casos se hace necesario el uso de éste producto. (4)

calcio + vitamina D3 a

Después de tomado, el calcio llega a nuestro sistema digestivo, donde una tercera parte es absorbida y las dos restantes son eliminadas por vía renal y fecal. Luego de pasar por el tracto gastrointestinal, llega al torrente sanguíneo y desde allí es distribuido al resto de nuestro cuerpo para cumplir sus funciones. Una vez el calcio se encuentra disponible,  la vitamina D se encarga de su entrada y fijación a los huesos con lo que se forma adecuadamente la estructura ósea.

Así se garantiza el depósito de calcio a nivel óseo, e inhibe directamente la eliminación del hueso, proceso denominado resorción ósea, impidiendo la liberación de  PTH, principal hormona en el control y protección del organismo frente a la disminución de calcio. Por último, estimula la formación de  osteoblastos o células que forman el tejido óseo al aumentar la producción de calcitonina.

El 99% del calcio está contenido en el esqueleto y se halla en permanente intercambio con el calcio plasmático para mantener las funciones metabólicas vitales. Sin embargo, solamente el calcio ionizado es fisiológicamente activo y su regulación es crítica para el normal funcionamiento celular, la transmisión neural, la estabilidad de la membrana celular, la estructura del hueso, la coagulación de la sangre y el procesamiento de señales intracelulares.

Su absorción se realiza en mayor proporción a nivel de duodeno y yeyuno, después de lo cual pasa a la sangre. De allí pasará al riñón, donde será filtrado en el glomérulo. Finalmente se reabsorbe casi todo el calcio filtrado, del cual 40 % se encuentra regulado por la PTH o parathormona. (6)

La vitamina D es una vitamina liposoluble sintetizada, ya sea a partir de precursores dietéticos, vegetales o animales, o a través de la acción directa de la luz del sol sobre los derivados del colesterol que se encuentran en la piel.

La vitamina D activa (calcitriol; 1,25(OH)2D), es el producto de dos hidroxilaciones consecutivas. La primera hidroxilación de los precursores colecalciferol (D3, derivado de la piel o de la dieta) y el ergocalciferol (D2, derivado de la dieta) tiene lugar en el hígado. El colecalciferol es producido en la piel por la acción de la radiación ultravioleta sobre el 7-dehidrocolesterol, un precursor inerte.

La vitamina D circula hacia el hígado unido a la proteína transportadora de vitamina D. Los precursores sufren hidrólisis en el carbono 25 de la prehormona 25(OH)D, ésta es la principal forma circulante y de almacenamiento de vitamina D y circula unida a la proteína transportadora de vitamina D.

En el riñón, sufre hidrólisis por acción de la hidroxilasa 1α dando origen a 1,25(OH)2D. Esta segunda hidroxilación es un proceso muy regulado que se incrementa por acción de la PTH y se encuentra bajo retroalimentación negativa por las concentraciones plasmáticas de calcio.

La 1,25(OH)2D media sus efectos a través de la unión a receptores de esteroides ubicados en el intestino, hueso, riñón y glándula paratiroides, donde estimula la absorción intestinal de calcio, regula el intercambio óseo, incrementa la reabsorción renal de calcio y suprime la síntesis de PTH. (6)(7)

La vitamina D, cuyas fuentes son las síntesis a través de precursores por efecto de la luz solar y la ingesta, está sometida a un sistema de contra regulación que impide una absorción desmesurada de calcio.

Los cálculos renales en las vías urinarias, comúnmente se forman a partir del oxalato de calcio. Algunos estudios, no todos, sugieren una asociación entre el consumo de suplementos de calcio y el riesgo de cálculos renales; esta información, se utilizó para establecer el límite superior tolerable de calcio por día.

En la Iniciativa de Salud de la Mujer, las mujeres posmenopáusicas que consumieron 1,000 mg de suplementos de calcio y 400 UI de vitamina D por día durante 7 años tenían un 17% más de riesgo de desarrollar cálculos renales que los sujetos que tomaron un placebo.

calcio + vitamina D3 meno

Un estudio de salud de las enfermeras, también mostró una asociación positiva entre el consumo de suplementos de calcio y la formación de cálculos renales. Para la mayoría de las personas, otros factores de riesgo como el alto consumo de oxalatos de los alimentos y el bajo consumo de líquidos, probablemente juegan un papel más importante que el consumo de calcio, sin embargo y aunque la evidencia es controversial, algunos individuos usuarios de productos que contiene calcio + vitamina D, han reportado eventos relacionados con nefrolitiasis. (1)

Es debido a lo anterior que el potasio, en una cantidad moderada, podría ejercer un papel protector en pacientes usuarios de  productos con calcio, especialmente si son consumidos de forma crónica.

El citrato de potasio, principalmente la especie citrato divalente, forma una sal soluble al unirse al calcio urinario, el citrato de calcio; por otro lado, al disminuir el Ca++ logra disminuir la saturación urinaria con respecto al Oxalato de Calcio (Ox Ca). Inhibe en forma directa la cristalización de OxCa y PCa. Se ha demostrado además, que inhibe la precipitación espontánea de OxCa.

Es un potente inhibidor de la agregación de cristales preformados de OxCa, especialmente la especie tri­valente. Se une a la superficie de los cristales y forma un complejo OxCa-citrato impidiendo la agregación de cristales. La importancia de esta acción reside en que la agregación de cristales juega un rol crítico en el proceso de formación de un cálculo. Por lo tanto, un mecanismo protector de la formación de cálculos renales es tener una adecuada capacidad para inhibir la agregación de cristales. (13)

La administración oral de potasio, produce una carga alcalina que aumenta el pH urinario. Eleva el citrato en orina, no por aumentar la carga filtrada de citrato, sino alterando el metabolismo renal del mismo.

Retarda la cristalización de las sales de calcio que forman cálculos por dos mecanismos:

1. Formando complejos con calcio y reduciendo la concentración de calcio iónico. 2. Inhibiendo directamente la cristalización del oxalato de calcio. Esta molécula ha mostrado inhibir la precipitación de oxalato de calcio con lo que retarda la aglomeración de los cristales provenientes de él.

En condiciones normales, la mayor parte del citrato administrado por vía oral, se absorbe. Prácticamente todo es oxidado,  con lo que aumenta el pH y el citrato urinario. El 75 % es reabsorbido y el 25 % restante se elimina a nivel renal.

 Las deficiencia de calcio y vitamina D, pueden tener consecuencias graves en el cuerpo humano y favorecer el aparecimiento de ciertas enfermedades y síntomas. Dentro de ellos:

·         Osteoporosis

·         Osteomalacia

·         Raquitismo (en niños)

·         Hipocalcemia

·         Alteraciones cardiacas como alargamiento del intervalo QT y arritmias.

·         Insuficiencia cardiaca

·         Calambres musculares

·         Alteración neurológica, convulsiones

·         Demencia en hipocalcemias crónicas.

·         Reacciones alérgicas, eczemas, dermatitis.

·         Hipertensión. (5)

 Indicaciones Clínicas

Calcio + vitamina D + potasio, se usa como coadyuvante en la prevención de fracturas óseas y tratamiento de la osteoporosis, al tiempo que disminuye la probabilidad de desarrollar litiasis renal.

Ayuda en la prevención de estados carenciales de calcio que estén asociados a un déficit de vitamina D. Ayuda a prevenir la desmineralización ósea pre y postmenopáusica, en personas que no pueden realizar una dieta balanceada o con poca exposición a la luz solar y en mujeres pre o menopáusicas. (4)

En ciertas condiciones, como bypass gástrico y  síndromes de malabsorción, puede ser utilizado, pues el riesgo de deficiencia de estos nutrientes aumenta.

Basándose en los mecanismos de acción de los componentes del producto, este podría tener otras aplicaciones, sin embargo, no hay estudios que demuestren que los efectos combinados de estos nutrientes tengan algún otro resultado diferente de aquel a nivel del metabolismo óseo.

Evidencia Clínica

El uso de productos que combinan vitamina D + calcio, ha aumentado en las últimas décadas, sin embargo, siguen existiendo efectos adversos indeseables por uso crónico. El principal continúa siendo la litiasis renal.

Para maximizar la salud del esqueleto, existen otros colaboradores nutricionales importantes en la fisiopatología de la pérdida de masa ósea. Durante mucho tiempo, se ha postulado que la acidosis metabólica de bajo grado generada por el metabolismo de las dietas típicas occidentales, provoca la liberación de sales alcalinas de la fase mineral del esqueleto, una respuesta homeostática para equilibrar la acidosis.

Compensando parcialmente la dieta acidogénicas y el resultante descenso de pH sistémico, el esqueleto sirve como un depósito de la sustancia alcalina para mantener la homeostasis sistémica de pH.

Las sales alcalinas de calcio (fosfatos, carbonatos, hidróxidos) se liberan desde el esqueleto y el calcio y el fósforo se pierden de forma permanente en la orina y como consecuencia aparece la disminución de la densidad ósea.

Se han realizado estudios acerca de la combinación de calcio + vitamina D. En ellos, se ha analizado la efectividad del uso concomitante, así como las ventajas frente a productos que solo utilizan calcio o vitamina D.

Dado que el calcio y su fijación depende en gran medida de la vitamina D y de su producción, ésta combinación ha sido tema central de estudios desde hace ya bastante tiempo.

Uno de los más recientes, realizado con  60 individuos sanos entre 22 y 70 años tuvo como objetivo analizar el efecto del uso de calcio con o sin asociación de vitamina D3. Durante 8 semanas, se realizaron mediciones de la concentración de 25 –OH-D  en sangre y orina.

Uno de los resultados más importantes, fue el incremento significativo de 25-OH-D en el grupo que utilizó calcio + Vitamina D frente al grupo que  sólo tomo vitamina D mientras que el grupo al que se le suministró calcio solo, presentó un incremento mínimo de 25- OH-D.

Se concluyó que una dosis de 10 μg  de vitamina D diaria, es suficiente para incrementar la cantidad de 25 OH-D y dado que en pocas semana se presenta un incremento significativo de la 25 OH-D cuando se utiliza la combinación de Calcio + vitamina D,  es claro que esta asociación es mucho más efectiva que el uso aislado de vitamina D para la producción del metabolito activo que fijará el calcio(7).

En 2009 la EFSA o European food safety Authority, realizó un panel de discusión para evaluar  el uso de vitamina D y calcio en cápsulas blandas, así como el uso de calcio solo, sin combinación y su efectividad en la disminución del riesgo de pérdida ósea y fracturas asociadas a osteoporosis en mujeres pos-menopaúsicas. La dosis recomendada  era calcio 1000 mg + vitamina D3 800 IU en tabletas masticables.(8)

En el panel se discutieron los resultados de diferentes meta-análisis, encontrados en la base de datos Pubmed. Dichos meta-análisis incluían estudios de calcio, vitamina D  y la combinación de los dos en la prevención de fracturas en pacientes con osteoporosis y la reducción del riesgo de pérdida ósea. La EFSA concluyó que presentaban suficiente evidencia científica que validaba los postulados mencionados anteriormente y estableció que el grupo etario que más se beneficiaria incluía pacientes mayores de 50 años y mujeres post menopaúsicas y propuso como dosis optima 1000 mg de calcio y 800 UI de vitamina D que deben ser consumidos diariamente. (8)

Una revisión de la revista nutrients, concluyó que bajos niveles de calcio en la dieta producen un balance negativo y pérdida ósea. En ese contexto, la deficiencia de vitamina D y /o de calcio, condiciona un crecimiento inadecuado de la estructura ósea, la cual requiere de la combinación de dichos nutrientes para tener un óptimo desarrollo. Lo anterior sólo es posible si la cantidad de vitamina D es capaz de proveer niveles circulantes de la pro hormona 25D para el metabolismo local por parte de las células óseas y dicho metabolito fija el calcio. (9)

Por último, un estudio canadiense publicado en International Society of Musculoskeletal and Neuronal Interactions  siguió a 9382 mujeres y hombres mayores a 25 años y 899 entre los 16 y los 24 años por 10 y 2 años respectivamente. El objetivo fue analizar los cambios en niveles de calcio y vitamina D a lo largo del tiempo y su asociación longitudinal con la densidad mineral del hueso.

En conclusión, se observó que un aumento acumulativo de la ingesta de calcio y vitamina D entre las mujeres adultas, se asocia con un  mantenimiento de la salud del hueso evidenciado por la medición de la densidad de mineral óseo en múltiples sitios. Este incremento se mantuvo en los adultos, pero no en los adolescentes que usaron el la combinación. (11)

Además del calcio y vitamina D, que han demostrado ser importantes, existe evidencia de que el citrato de potasio puede ser útil en la prevención de pérdida ósea, así como en la disminución del riesgo de nefrolitiasis en pacientes que utilizan carbonato de calcio + vitamina D.

Se realizó en 2012 un estudio doble ciego, aleatorizado, controlado con placebo que incluyó 52 hombres y mujeres ( edad media de 65,2 + 6,2 años ) los cuales fueron asignados al azar para consumir  citrato de potasio 60 mmol, 90 mmol o placebo diariamente con las mediciones de los marcadores de recambio óseo, la excreción neta de ácido y el calcio incluyendo la absorción de calcio intestinal fraccional y el equilibrio de calcio obtenido al inicio del estudio y seis meses después.

Seis meses después, la excreción de ácido neto fue significativamente menor en ambos grupos de tratamiento en comparación con placebo y negativa, es decir, el ácido en la dieta de los sujetos fue neutralizado por completo ( -11,3 mmol / día, 60 mmol / día ; -29,5 mmol / día , 90 mmol / día, P < 0,001 en comparación con placebo ).

A los 6 meses, el calcio en orina de 24 horas se redujo significativamente en las personas que tomaron citrato de potasio 60 mmol ( -46 ± 15,9 mg / día) y 90 mmol ( -59 ± 31,6 mg / día ) al día en comparación con placebo ( p < 0,01 ).

La absorción de calcio fraccional no se modificó por la suplementación de citrato de potasio. El equilibrio del calcio neto, mejoró significativamente en los participantes que tomaron citrato de potasio 90 mmol / día en comparación con el placebo ( 142 ± 80 mg / día , 90 mmol vs -80 ± 54 mg / día , el placebo , p = 0,02 ).

El equilibrio del calcio también mejoró en el grupo de citrato de potasio 60 mmol / día, pero esto no tuvo significancia estadística ( p = 0,18). El C-telopéptido en suero disminuyó significativamente en ambos grupos de citrato de potasio en comparación con el placebo ( -34,6 ± 39,1 ng / l , 90 mmol / día , p = 0,05 ; -71,6 ± 40,7 ng / l , 60 mmol / día , p = 0,02 ), mientras que la fosfatasa alcalina ósea específica, no cambió. La hormona paratiroidea intacta se redujo significativamente en el grupo de 90 mmol / día ( p = 0,01 ).

Fácilmente disponible, seguro y fácil de administrar en forma oral, el citrato de potasio tiene el potencial de mejorar la salud del esqueleto. Se necesitan ensayos a más largo plazo con resultados definitivos referentes a densidad ósea y fracturas. Los efectos adversos reportados solo se presentaron en un porcentaje mínimo de pacientes y se relacionaron con molestias gastrointestinales leves. (12).

Los cambios en la composición de nanocristales urinarios en 13 pacientes con cálculos de oxalato de calcio ( CaOx ), fueron estudiadas antes y después de la ingesta de citrato de potasio ( K3cit ), un fármaco terapéutico. Las técnicas de análisis incluyeron, análisis de tamaño de las nanopartículas, microscopía electrónica de transmisión, difracción de rayos X  y de Fourier. Las propiedades estudiadas incluyeron los componentes, morfología, potenciales zeta, distribuciones de tamaño de partícula, curvas de autocorrelación,  intensidad de la luz  y los índices de polidispersidad ( PDIS ) de los nanocristales.

Los principales componentes de los nanocristales urinario antes de la ingesta de K3cit incluyen ácido úrico, fosfato de β – calcio y oxalato de calcio. Después de la ingesta de K3cit, las cantidades, las especies y los porcentajes de cristales disminuyeron, mientras que los porcentajes de urato monosódico y oxalato de calcio dihidrato aumentaron; así mismo, algunos cristales modificaron su forma a  romo. Por otra parte, el pH de la orina aumentó de 5,96 ± 0,43 a 6,46 ± 0,50, el tamaño de los cristalitos se redujo de 524 ± 320 nm a 354 ± 173 nm , y el potencial zeta disminuyó de -4,85 ± 2,87 -8,77 ± mV a 3,03 mV.

Los principales componentes de los cristalitos urinario de los pacientes con cálculos de CaOx eran UA (ácido úrico) y fosfato de β – calcio. Antes de la ingesta de K3cit, los bordes y las esquinas de los cristalitos eran agudos, sus tamaños iban desde unos pocos nanómetros a 1000 nm.  Por el contrario,  1 semana después de la ingesta de K3cit, el pH de la orina aumentó, la especie y la masa de cristalitos urinarios disminuyeron significativamente , la morfología de los cristales se convirtió en romo, el tamaño medio de cristales disminuyó  y la agregación de cristales disminuyó significativamente. Todos estos cambios ayudaron a inhibir la deposición urinaria de cristales y la formación de cálculos CaOx (14).

Un estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition en 2008, tuvo como objetivo determinar los efectos provistos por el citrato de potasio (doble ciego) y la ingesta de  frutas y vegetales en el recambio óseo en un periodo de 2 años. Se realizó un ensayo aleatorio controlado con placebo en 276 mujeres posmenopáusicas (edad 55-65 años). Las mujeres fueron asignadas al azar a 4 grupos: citrato de potasio a dosis altas ( 55,5 mEq / d ), citrato de dosis bajas (18,5 mEq / d ), el placebo y 300 g /d de fruta y verduras adicional (equivalente a 18,5 mEq alcali).

Se recolectaron muestras de suero y orina en ayunas durante 3, 6, 12, 18, y 24 meses y se midieron marcadores al inicio del estudio y al finalizar. Una muestra adicional se tomó, la orina de 24 horas en las semanas 4 y 6. La densidad mineral ósea ( DMO ) se midió al inicio y a los 2 años.

Como resultados, las medidas no mostraron diferencias entre los grupos, pero los autores hacen una observación, consideran la posibilidad de que la DMO no se haya modificado debido a que las dietas de los pacientes en general son bajas en calcio y que podría pensarse que el citrato de potasio, sumado a la ingesta de suplementos de calcio pueden beneficiar la salud ósea en una población con bajo consumo de calcio a través de una interacción de calcio con la sal.

El citrato de potasio puede no haber tenido influencia a largo plazo sobre el recambio óseo en el presente estudio debido a que la ingesta de calcio habitual no era suficiente. El ensayo concluyó que ni potasio ni frutas y vegetales a lo largo de 2 años son capaces de evitar la disminución de DMO en mujeres postmenopáusicas, pero que se requieren más estudios al respecto para determinar el beneficio directo del potasio en el metabolismo óseo. (15)

Lo anterior indicaría que, aunque el potasio juega un papel esencial en el metabolismo óseo, éste parece ser estrictamente fisiológico y no ha sido replicado en modelos humanos con formas sintéticas.

Sin embargo, hay evidencia suficiente que respalda el papel protector del citrato de potasio en la nefrolitiasis. Dado que los suplementos de calcio y vitamina D usados en forma crónica se asocian con la producción de cristales de oxalato de calcio y los subsecuentes cálculos renales, la cantidad moderada de potasio contenida en este producto podría ejercer un papel litolítico.

Este producto no es un tratamiento de nefrolitiasis, las dosis terapéuticas son mucho mayores. Sólo está indicado para el fortalecimiento de huesos y prevención de osteoporosis en individuos que utilicen de forma crónica calcio + D y por lo tanto requieran prevenir la acumulación de calcio a nivel renal.

Interacciones

El calcio puede interferir con la actividad o disminuir la absorción intestinal de otros medicamentos;  dentro de ellos se encuentran:

·         LEVOTIROXINA: Debe separarse la administración de ambas por 4 hs. El Ca inhibe la absorción de levotiroxina formando complejos insolubles

·         BLOQUEANTES H2 e INHIBIDORES BOMBA PROTONES: Bloqueantes H2 e inhibidores de bomba disminuyen la absorción de carbonato de calcio que requieren un medio ácido. Usar CITRATO

·         TETRACICLINAS: Las tetraciclinas deben ser tomadas 2 horas antes O al menos 4-6 horas después que el producto, el Ca disminuye la absorción de tetraciclinas al formar complejos insolubles.

·         FLOUROQUINOLONAS

·         BIFOSFONATOS: Los bifosfonatos deberían tomarse 30 minutos antes de calcio + D o idealmente en otro momento del día.

·         ANTIBIÓTICOS QUINOLONAS: El calcio disminuye su absorción al formar complejos insolubles. Tomar al menos 2 horas antes o 4-6 horas después que el calcio.

·         DIGOXINA: La hipercalcemia aumenta el riesgo de arritmias fatales.

·         TIAZIDAS Disminuyen la excreción de calcio. Deben monitorearse regularmente niveles de PTH y calcemia. Puede incrementar el riesgo de hipercalcemia

·         HIDANTOÍNA, FENITOÍNA o PRIMIDONA puede disminuir los niveles plasmáticos de vitamina D y reducir su efectividad. (6)

·         TILUDRONATO DE SODIO

·         ORLISTAT: medicamentos para bajar de peso cuyo mecanismo de acción sea limitar la absorción de grasas.

·         ANTILIPÉMICOS: colesteramina

Se recomienda el uso de este producto en pacientes que hagan uso concomitante de los siguientes medicamentos:

·         CORTICOSTEROIDES: Los corticoides en dosis > 7.5 mg/día pueden causar pérdida ósea ya que disminuyen absorción de calcio, aumentan la excreción e inhiben la formación de hueso. Estos pacientes se benefician del uso de calcio y vitamina D

·         ANTICONVULSIVANTES: disminuyen la absorción del calcio mediante el aumento del metabolismo de la vit D. Se han identificado hipocalcemia y osteomalacia en tratamientos crónicos. Los pacientes usuarios de dichos medicamentos deben recibir Suplementos de calcio y vitamina D. (6)

Administrar cuidadosamente en pacientes que utilizan diuréticos ahorradores de potasio, inhibidores de la ECA, penicilina. Medicamentos con efecto antimuscarínico antiespasmódico, retrasan el vaciado gástrico y pueden aumentar la toxicidad gastrointestinal de las sales de potasio.

Contraindicaciones y Advertencias

No se debe administrar en niños, pacientes con hipersensibilidad conocida a cualquiera de sus componentes, infección urinaria, obstrucción del tracto urinario, hiperpotasemia, insuficiencia adenocortical, hipocalcemia, hipoclorhidria, alcalosis respiratoria o metabólica, úlcera péptica activa, obstrucción intestinal, pacientes con terapia anticolinérgica, enfermedad cardiaca e insuficiencia renal crónica. En caso de tomar medicamentos de forma crónica, encontrarse en estado de embarazo o durante periodo de lactancia, debe consultar a su médico antes de iniciar el producto.

En tratamientos prolongados es necesario un control regular de la calcemia y la calciuria así como de pH urinario. (5)

Efectos adversos

Son poco frecuentes si el producto se usa en la forma indicada, algunos efectos adversos incluyen:

·         Hipercalcemia o hipercalciuria (menos probabilidad con el uso de éste producto)

·         Efectos a nivel gastrointestinal como son vomito, nausea, estreñimiento, flatulencia, dolor epigástrico, diarrea.

·         Reacciones dermatológicas como  prurito, urticaria.

·         Dificultad para respirar.

·         Hinchazón de la cara, labios, lengua, o garganta.

·         La urticaria.

·         Heces negras o alquitranadas.

·         Dolor abdominal severo y calambres.

·         Hipopotasemia

En la mayoría de pacientes, los efectos adversos son de carácter leve y transitorio y ceden con el ajuste posológico o la interrupción del tratamiento. Por ello, si usted experimenta alguno de los síntomas mencionados u otros, suspenda el producto y consulte a su médico de inmediato. (5),(6)

Toxicidad

En dosis elevadas puede producirse síndrome de hipercalcemia o intoxicación con calcio (dependiendo de la gravedad y duración de la hipercalcemia).

Los síntomas agudos incluyen anorexia, dolor de cabeza, vómito y estreñimiento y en caso de no ser corregido el trastorno puede llevar a distrofia, perturbaciones sensoriales, fiebre, poliuria, deshidratación, apatía, retraso en el crecimiento e infecciones del tracto urinario.

De forma crónica podría aparecer pérdida de peso, poliuria y arritmias cardiacas. Si los niveles de calcio aumentan hasta límites tóxicos, puede haber calcificación vascular y de tejidos, con daño consecuente con corazón, vasos sanguíneos y riñones. La concentración sérica considerada tóxica para le vitamina D es en forma de 25(OH)D sérico es aproximadamente >500 mmol/L (>200 ni/mal). (2)

No tome más de la dosis diaria recomendada para evitar toxicidad. (6)

Referencias Bibliográficas

1.     http://ods.od.nih.gov/factsheets/CalciumHealthProfessional/

2.     http://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminDHealthProfessional/

3. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/calcium.html

4. El calcio y la vitamina D: importantes a toda edad. Instituto nacional de la salud. Centro nacional de información sobre la osteoporosis y las enfermedades óseas. 2012.

5. http://www.vademecum.es/medicamentocalcio%2Fvitamina+d3+recordati_prospecto_68179.

6. Fernández A, Sosa P, Setton D, et al. Calcio y nutrición [Internet].Buenos Aires: Sociedad Argentina de Pediatría; 2011 Jul [actualizado Jul 2011, citado 2014 0215]. Disponible en: http://www.sap.org.ar/docs/calcio.pdf.

7. Ulrico Trautvetter1. Nada Neef1. Efecto of calcium phosphate and vitamin D3 supplementation on bone remodelling and metabolism of calcium, phosphorus, magnesium and iron. Trautvetter et al. Nutrition Journal 2014, 13:6

8. SCIENTIFIC OPINION Calcium + Vitamin D3 chewing tablets and bone loss Scientific substantiation of a health claim related to Calcium plus Vitamin D3 chewing tablets and reduction of the risk of osteoporotic fractures by reducing bone loss pursuant to Article 14 of Regulation (EC) No 1924/2006. The EFSA Journal (2009) 1180, 1-13.