Ginseng

El Ginseng y sus mil y uno beneficios

El panax ginseng es una planta medicinal, que ha demostrado tener diferentes usos y acciones. Sin embargo es bien conocido por su efecto “ADAPTOGÉNICO”: que consiste en la capacidad de ejercer diferentes acciones farmacológicas, según lo necesite el organismo, gracias a la gran variedad de sustancias que lo componen. Entre sus muchas acciones farmacológicas tenemos:

·         Antinflamatorio: gracias a su acción similar a los corticoesteroides e inhibición de sustancias inflamatorias.
·         Hipoglicemiante: Produce un efecto que estimula la liberación de insulina y sus receptores lo que permite disminuir los niveles de azúcar.
·         Antihipertensivo,  estimula la produccion de óxido nítrico, lo cual permite una dilatación de los vasos sanguíneos y disminución de la presión arterial
·         Anticoagulante: inhibe la liberación de sustancias que facilita la coagulación.
·         Hepatoprotector: mejora el metabolismo del hígado para la eliminación radicales libres y protección frente a diferentes tóxicos
·         Anti-estrés y depresión:  disminuye las alteraciones producidas por esta condición a nivel del sistema nervioso
·         Otros efectos: provee de una acción antioxidante frente a diferentes compuestos y mejora los síntomas asociados a las alteraciones nerviosas asociadas a la diabetes.

El Panax ginseng es una planta medicinal de la cual se usa principalmente sus raíces, las cuales están compuestas por terpenoides, como ginpanaxosidos o ginsensosidos y otros constituyentes como aceites a base de sesqueterpenos, como el panaceno, limoneno, terpineol, eucaliptol, alfa-felandreno, y citral. Alcoholes sesquiterpenicos como panasinsanoles A  y B y ginsenol, poliacetilenos, esteroles, polisacáridos (principalmente pectinas y glucanos). Almidón de azúcares libres, vitaminas B1, B2, B12, acido pantotenico, biotina, colina, grasas y minerales entre otros (1).

Mecanismos de acción/farmacológicos

Actividad similar a los corticoesteroides: Los ginsenosidos pueden aumentar principalmente la esteroidogenesis de la corteza adrenal, a través de una acción indirecta sobre la hipófisis. Se sabe que las hormonas producidas por la hipófisis y la corteza adrenal desempeñan un papel importante en la adaptación de las aptitudes del organismo. (1)

Actividad hipoglucemiante. Se ha documenta la actividad hipoglucemiante del ginseng y se ha atribuido tanto a las saponinas como a los polisacáridos. Los ginsenosidos estimulan la liberación de insulina, usando un mecanismo diferente al de la glucosa. Además el ginseng aumenta los receptores de insulina en la médula ósea. Estos mecanismos son los que se asocian a una actividad anti-diabética. Sin embargo estos mecanismos no explican todas las propiedades hipoglicemiantes del ginseng. Estudios han mostrado que el ginseng disminuye las concentraciones de azúcar en sangre en personas diabéticas como en no-diabeticas. (1, 2, 7).

Actividad cardiovascular: esta actividad se le atribuye a las saponinas, las cuales realizan acciones diferentes sobre la hemodinámica cardiaca. Produce un efecto cronotrópico e inotrópico negativo y una vasodilatación coronaria gracias a un aumento en el óxido nítrico, lo cual produce una respuesta hipotensora notable.

También produce una disminución del colesterol, disminuyendo triglicéridos y colesterol LDL, y aumentando el colesterol HDL, disminuye la adherencia plaquetaria y la coagulación sanguínea gracias al panaxinol y los ginsenosidos, los cuales inhiben la liberación y formación de tromboxano, el panaxinol tiene una actividad antiinflamatoria e inhibe el tromboxano B2.
Todos estos mecanismos en conjunto producen una un efecto cardioprotector. (1, 2, 3, 6)

Efecto sobres los neurotransmisores: Estudios han demostrado que el ginseng disminuye el desarrollo de tolerancia y dependencia fisiológica a la morfina, mediante la disminución en la producción de morfinona, que es un metabolito tóxico de la morfina que bloque irreversiblemente los receptores de opiáceos.

Al no permitir la disminución de los niveles hepáticos de glutatión, facilita unión de este con la morfina produciendo morfina-glutation en vez de morfinona. El mecanismo de inhibición de la dependencia fisiológica no está claro, pero se cree que se asocia a cambios en la proporciones de epinefrina, norepinefrina, dopamina y serotonina en el cerebro. Inhibe la sensibilidad de los receptores de dopamina sin alterar la analgesia de la morfina y previene el aumento de receptores dopaminérgicos en el cerebro, los cuales se han observado aumentados en las condiciones de estrés.

La unión a receptores nicotínicos, se ha asociado a los desórdenes cognoscitivos relacionados con la edad, por tanto la estimulación de estos receptores en el SNC ha demostrado ser beneficiosas contra tales desórdenes.

Un componente no ginsenosido de la planta, ha demostrado tener afinidad por los receptores nicotínicos. Por otra parte los ginsenosidos Rg2 y Rg3, bloquean los receptores nicotínicos de la acetil colina y los del GABA, lo cual resulta en un efecto inhibidor de la secreción de catecolaminas, inducida por la acetilcolina. (1, 2, 4, 5).

Actividad hepatoprotectora-antioxidante: lo ginsenosidos como el ácido oleanólico y el dammarano, tiene un efecto protector frente a la hepatotoxicidad inducida por el tetracloruro de carbono y la galactosamina, estudios han demostrado protección frente a hepatotoxicidad inducida por alcohol y otras drogas además de un aumento de la excreción de bromosulfatoleina (asociada a desintoxicación hepática) y mejoraron las concentraciones séricas de zinc. Aumenta la receptación de radicales libres por parte del hígado (1, 2).

Efecto “ADAPTOGÉNICO”: El ginseng ha sido altamente estudiado y se conoce la mayoría de sus efectos asociados a las fracciones saponinicas de sus compuestos, a la fecha se estudian los efectos asociados a las fracciones no-saponincas como los poliscaridos. Muchas de los efectos del ginseng se contradicen unas a otras, y esto se ha atribuido a los diferentes ginsenosidos que este contiene, así como unos ginsenosidos puede ejercer un efecto hipotensor y relajante, otros uno hipertensor y estimulante.

Gracias a estos es que se propone que el ginseng tiene una actividad adaptogénica sobre los individuos. (1, 2)

Entre otros efectos se ha descrito que el ginseng sirve para tratar con éxito casos de polineuropatia diabética, depresión reactiva, impotencia psicogénica, enuresis y varios trastornos psiquiátricos infantiles.

Las saponinas del ginseng han demostrado que son capaces de aumentar la capacidad eréctil, mediada por el factor relajante derivado del endotelio (óxido nítrico) así como una mejoría neurofisiológica periférica. (1, 2, 3)

Efectos adversos

Hipersensibilidad al medicamento o alguno de sus excipientes. Hipertensión, diarrea, insomnio, mastalgia, erupción cutánea y hemorragia vaginal.

Contraindicaciones y advertencias

Está contraindicado el uso de ginseng durante las fases agudas de una enfermedad, cualquier tipo de hemorragia y durante la fase aguda de la trombosis coronaria.

Adminístrese con cuidado en pacientes con diabetes y enfermedades cardiacas.
No se recomienda su uso en pacientes hiperactivos, esquizofrénicos, maniacos o histéricos con son síndrome  de déficit de atención.

Toxicidad

Síndrome de abuso del Ginseng  (SAG que también se asocia al consumo conjunto a dosis altas de café, té y otros productos que interactúan con los neurotransmisores): diarrea, hipertensión, nerviosismo, erupción cutánea e insomnio. Síntomas atípicos como amenorrea, disminución del apetito, depresión, euforia, hipotensión, y edema. Otros hallazgos como hepatoxicidad (1).

Administración crónica se ha documentado con inflamación de los nervios como el nervio ciático y espasmo muscular de la zona afectada.

Interacciones

Puede potenciar la acción de inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) que inhibe la absorción de varias sustancias neurotransmisoras, ha presentado interacción con la fenelcina, puede potenciar el efecto de medicamentos relacionados con la coagulación y la agregación plaquetaria como la warfarina, ácido acetil salicílico, etc. puede potenciar el efecto de fármacos hipoglucemiantes como la insulina, etc.

No administrar junto con otros neuroestimulantes, incluido el café, los fármacos antipsicóticos o simultáneamente a tratamientos hormonales ni en tratamiento con esteroides.

Bibliografía

1.     Joanne Barnes; Linda A Anderson; J. David Phillipson, “Herbal medicines” second edition (2004).

2.     PDR for Herbal Medicines 2000. 2 Edición. Editorial Medicor Economics Comp. USA

3.     C. Norman Gillis, “Panax ginseng Pharmacology: A Nitric Oxide Link?”, Biochemical
Pharmacology, Vol. 54, pp. 1-8, 1997.

4.     Wagner H, Hikino H, Farnsworth R, “Economic and Medicinal Plant Research” volumen 2 (1988) Academics Press, London pp 217-277

5.     Kiefer D, Pantuso T, “panax ginseng” Am Fam Phys (2003) 68 1539-1542

6.     Kim S, Park K, “Effects of Panax ginseng extract in the metabolism in humans”, Pharmacological Research (2003) 48, 511-513

7.     Xie J, Zhou Y, Dey L, “Ginseng berry reduces blood  glucose and body weight in db/ab mice”, Phytomed, (2002) 9, 254.258

8.     Dra Victoria Hall Ramirez, Dra  Milania Rocha palma, Dra  Ericka Rodriaguez Vegua, “Plantas Medicinales Volimen II”, Centro Información Nacional de Medicamentos, Universidad de Costarica Mayo de 2002

9.     Facultad de ciencias de la Universidad nacional, “Vademécum Colombiano De Plantas Medicinales”, Ministerio De Protección Social,  Colombia 2008