Gluconato de Magnesio

Ficha Clínica

Forma Farmacéutica y Fórmula Estructural

Cápsula blanda.

Dosis recomendada

Tomar una a dos cápsulas por día. Se recomienda tomar con las comidas principales para disminuir las molestias gastrointestinales como cólicos o diarrea. Es recomendable realizar actividad física moderada para evidenciar resultados.

No tomar más de 3 cápsulas por día con el fin de evitar efectos adversos del gluconato de magnesio. (1)

Las cápsulas blandas son menos irritantes para la mucosa gástrica, por lo que son la mejor elección en productos cuyos efectos adversos se relacionan con el sistema digestivo.

 Uso del producto

El gluconato de magnesio se utiliza para mejorar la contracción, relajación muscular y la respuesta al ejercicio al mejorar parámetros como frecuencia cardiaca, presión arterial durante la actividad física. Esto es más evidente en pacientes con deficiencias de magnesio o pacientes con enfermedad coronaria como antecedente. Algunos estudios han propuesto su uso como profilaxis de calambres, sin embargo en este aspecto la evidencia es moderada y requiere de más ensayos clínicos. (1)

153816392

Mecanismo de Acción

El magnesio es esencial en algunas funciones de nuestro organismo, de ahí que establecer un solo mecanismo de acción es prácticamente imposible. La mayor parte de la evidencia se ha enfocado en demostrar que el magnesio puede intervenir en los procesos de relajación y contracción muscular, con lo que sería posible prevenir los calambres.

Tal hipótesis se basa en el hecho de que el magnesio ha sido utilizado, desde hace mucho tiempo, en la prevención de convulsiones asociadas a eclampsia y en la supresión neuromuscular, lo que sugiere que el magnesio podría potencialmente jugar un papel en la reducción de la excitabilidad neuromuscular.

Aunque el mecanismo detrás de las contracciones involuntarias o calambres del músculo esquelético no está claro, si el umbral de despolarización debe alcanzarse dentro de las neuronas motoras para iniciar el proceso, cualquier cosa que pueda reducir la excitabilidad podría ser utilizado en la profilaxis de los calambres. Por lo tanto, si la suplementación con magnesio lograra suprimir la excitabilidad, podría impedir los dolorosos calambres. Lo anterior sería consecuente con las manifestaciones clínicas de la deficiencia de magnesio que incluyen contracciones musculares severas. (2)

El magnesio es un mineral que se requiere en cantidades precisas en nuestro organismo para cientos de funciones. Participa en la producción de energía a partir de los alimentos, en la síntesis proteica y en el mantenimiento de las características eléctricas del sistema neuromuscular.

La ingesta diaria de magnesio es de 340 mg por día para mujeres y 400 mg para hombres. Estas cantidades, en teoría, deben obtenerse a través de la dieta en vegetales, granos y frutas, sin embargo el estilo de vida actual condiciona una dieta poco balanceada y consecuentemente bajos niveles de magnesio; así mismo, en enfermedades crónicas prevalentes hoy en día como diabetes e hipertensión, el metabolismo y balance de magnesio están comprometidos. (1)

Cuando consumimos gluconato de magnesio éste será absorbido en los mismos sitios que el magnesio proveniente de la dieta y sufrirá las mismas modificaciones a nivel intestinal así como excreción a nivel renal.

El gluconato de magnesio contiene 50.4 mg de este mineral en su forma elemental. La absorción de cualquier suplemento depende de su solubilidad en los fluidos intestinales así como de la cantidad de magnesio elemental que contenga. Estudios sugieren que una cantidad de 120 mg en cápsulas de gelatina es suficiente.

Formas como el clorato de magnesio, tienen una absorción cercana a 67 %, menor en comparación con citrato, el cual ha demostrado tener una alta solubilidad incluso en agua. Por su parte, el óxido de magnesio es poco soluble hasta en medio ácido.

Los sitios primarios de la absorción intestinal de Mg son el yeyuno y el íleon, aunque la absorción puede ocurrir en otros sitios, incluyendo el colon. En virtud de la ingesta dietética normal de Mg, 30% a 40% se absorbe. Después de la ingestión oral,  aparece en la sangre dentro de 1 hora, se estabiliza a la tasa de 4% a 6% / hora de la segunda hora a la octava hora, luego disminuye rápidamente, y cesa en la décima hora. (6)

La absorción de Magnesio está determinada por un proceso de transporte pasivo y uno de transporte activo. El mecanismo celular pasivo depende de una diferencia de potencial generada por el transporte transcelular de sodio y representa aproximadamente el 90% de la absorción intestinal de Mg. (3), (4)

Por su parte, el riñón también es esencial en el balance del Mg. Aquí se realiza el proceso de filtración y reabsorción. Aproximadamente 10 % del Mg total de nuestro cuerpo es filtrado a diario por el riñón y de éste, 5 % es excretado en la orina

El magnesio es un cofactor de múltiples vías enzimáticas en el cuerpo humano, estas vías participan en las reacciones de transferencia de fosfato que utilizan ATP (adenosin trifosfato) y otros nucleótidos como sustratos.

El magnesio es el segundo catión intracelular divalente más abundante y es un cofactor  para más de 300 reacciones metabólicas en el cuerpo. Estos procesos incluyen la síntesis de proteínas, producción y almacenamiento de energía celular, el crecimiento celular y la reproducción, la síntesis de ARN y ADN y la estabilización de las membranas mitocondriales.

Así mismo contribuye con el metabolismo óseo, la transmisión nerviosa, excitabilidad cardiaca y neuromuscular. Desempeña un papel muy importante en el metabolismo de la glucosa y de la insulina, específicamente a través de su actividad tirosina quinasa, fosforilasa y la actividad del transportador de glucosa. Debido a estas funciones el nivel de magnesio puede verse afectado por factores de estrés en el cuerpo, como ciertos estados de enfermedad.

En general, la acción predominante de Mg se relaciona con la utilización de ATP. El ATP tiene una posición estratégica para casi todos los procesos celulares, al proporcionar fosfato de alta energía. Existe en todas las células principalmente en forma de MgATP-2. Por lo tanto, el Mg es esencial para la función del ciclo glicolítico, el ciclo del ácido cítrico, proteínas quinasas, ARN y ADN polimerasas, metabolismo de los lípidos, y la activación de aminoácidos, así como ser elemental en los sistemas de segundos mensajeros de monofosfato de adenosina cíclico (AMPc) y la fosfolipasa C. (3), (4).

Indicaciones Médicas

La evidencia y los estudios sobre las implicaciones del gluconato de magnesio son escasos, aunque se han propuesto muchos usos para este mineral, parece que su efecto es mayor a nivel del sistema músculo-esquelético e interviene en su respuesta al ejercicio y el rendimiento físico. Esto es particularmente evidente en pacientes con enfermedad coronaria previa.

Solo presenta recomendación de grado A para deficiencias nutricionales secundarias a estados prolongados de malabsorción intestinal.

Existe evidencia de moderada calidad que sugiere que el magnesio podría disminuir la caída del cabello (en casos leves)  pero se requieren más estudios para establecer su efectividad en este contexto. (1)

 Evidencia

El magnesio está implicado en numerosos procesos que afectan la función de los músculos, incluyendo el consumo de oxígeno, producción de energía y el equilibrio electrolítico. Por lo tanto, la relación entre el estatus de magnesio y el ejercicio, ha recibido atención significativa por parte de la comunidad científica. (6)

Existe evidencia de que la deficiencia de magnesio, afecta el rendimiento del ejercicio y amplifica las consecuencias negativas del ejercicio vigoroso (por ejemplo, el estrés oxidativo).

El ejercicio extenuante, aparentemente aumenta las pérdidas urinarias y sudoríparas que pueden aumentar los requerimientos de magnesio en un 10-20%. Basado en encuestas dietéticas y recientes experimentos humanos, la ingesta de magnesio de menos de 260 mg / día para los hombres y 220 mg / día para las mujeres atletas puede dar lugar a un estado de deficiencia de magnesio. (6)

Con el objetivo de evaluar el efecto de los suplementos de magnesio, en la prevención de calambres en adultos mayores y mujeres embarazados, se realizó la revisión de Cochrane en 2012. Se analizaron 7 ensayos clínicos controlados con un total de 406 pacientes.

Los estudios comparaban suplementación con magnesio, placebo, otras terapias o ninguna intervención. Los resultados no mostraron diferencia entre dichas intervenciones, por lo que se concluyó que es poco probable que los suplementos de magnesio tengan implicaciones clínicamente significativas en la profilaxis de calambres en adultos mayores o mujeres en embarazo.

En cuanto al efecto de magnesio en prevención de calambres secundarios al ejercicio, no se han efectuado ensayos clínicos hasta la fecha. Los autores sugieren que se realicen estudios para evaluar esta intervención. (2)

Un ensayo clínico, basado en los resultados de estudios previos, demostraban que pacientes con enfermedad coronaria podrían beneficiarse de la suplementación con magnesi, puesto que éste último mejoraba la función endotelial, la tolerancia al ejercicio y el dolor torácico asociado al ejercicio.

Se planteó como objetivo  estudiar los efectos del tratamiento, teniendo en cuenta la tolerancia al ejercicio en la cardiopatia isquémica. Realizaron un  ensayo doble ciego controlado, 53 pacientes varones con cardiopatía isquémica estable fueron aleatorizados para utilizar 15 mmol de magnesio por vía oral dos veces al día (n = 28, infarto de miocardio previo, n = 7) o placebo (n = 25, infarto de miocardio previo, n = 6) durante 6 meses se evaluaron las variables máximo consumo de oxígeno ( VO ), frecuencia cardiaca y la fracción de eyección ventricular izquierda (FEVI ).

Resultados: El tratamiento con magnesio durante 6 meses, aumentó significativamente los niveles intracelulares de magnesio en comparación con placebo, VO2max, factor k  y la FEVI     (ver resultados en referencia) y concluyeron que el estudio apoya la ingesta de magnesio por vía oral, por sus efectos favorables sobre la tolerancia al ejercicio y la función ventricular izquierda durante el reposo y el ejercicio en pacientes con enfermedad coronaria estable. (8)

La movilización y utilización de la glucosa en órganos periféricos y por parte del sistema nervioso central, son importantes durante el ejercicio y son responsables de su eficacia.

El Magnesio ( Mg), está implicado en la producción de energía y desempeña un papel en el rendimiento del ejercicio. Un estudio, tuvo como objetivo explorar los efectos de Mg en los cambios en los niveles de glucosa y de lactato en el músculo, la sangre y el cerebro de ratas que realizaron ejercicio.

Ratas Sprague – Dawley fueron pretratadas con solución salina o sulfato de magnesio ( MgSO4 , 90 mg / kg, ip ) 30 minutos antes de ejercicio en cinta ergométrica (20 m / min durante 60 min). Nuestros resultados indican que los niveles de glucosa en los músculos, la sangre y el cerebro aumentaron de inmediato durante el ejercicio, y luego disminuyeron gradualmente a los niveles basales cerca en los períodos de recuperación de ambos grupos. Estos niveles de glucosa se ​​incrementaron de manera significativa a aproximadamente dos veces ( P, 0,05 ) en el grupo de Mg.

Los niveles de lactato en el músculo, la sangre y el cerebro, aumentaron rápidamente y significativamente en ambos grupos durante el ejercicio, y los niveles de lactato cerebro en el grupo de Mg elevada más (P, 0,05 ) que los del grupo de control durante el ejercicio. Los niveles de lactato se redujeron significativamente después del ejercicio en ambos grupos.

En conclusión, el Magnesio mejora la disponibilidad de glucosa en los sistemas periféricos y centrales, y aumentó la depuración de lactato en el músculo durante el ejercicio. (9) Este estudio, aunque prometedor, requiere ser realizado como ensayo clínico aleatorizado en humanos para determinar la respuesta de la glucosa al ejercicio y su implicación en el mejoramiento del rendimiento físico.

Dado que el impacto de los suplementos de magnesio sobre la función endotelial y la tolerancia al ejercicio de los pacientes con  enfermedad arterial coronaria estable (CAD), no ha sido evaluada, un estudio publicado en circulation en el año 2000 realizó un ensayo aleatorizado , doble ciego, controlado con placebo en 50 pacientes con CAD estable (41 hombres y 9 mujeres, media de edad 67 años , rango de edad 42-82 años) fueron asignados al azar para recibir ya sea de magnesio ( n =25 ) ( 30 mmol / d Magnosolv – Granulat ; Asta Medica Company, Inc ) o placebo (n =25 ) durante 6 meses.

Antes y después de 6 meses, la  vasodilatación de la arteria braquial mediada por flujo dependiente del endotelio (FMD ) se evaluó con ultrasonido de alta resolución ( 10 MHz). La ergometría se realizó con el uso del protocolo de Bruce. Concentraciones de magnesio intracelular ( [ Mg2 ) se evaluaron a partir de células sublinguales través de la dispersión de rayos X ( EXA ) ( valores medios +- SD normales 37.9 +- 4,0 mEq / L).

La terapia de magnesio se incrementó significativamente después de la intervención ( [ Mg2 ] versus placebo ( 36,2 +- 5.0 frente a 32,7 +- 2,7 mEq / L , P < 0.02 ). Hubo una correlación significativa de la población total entre el inicio [ Mg2 ]  y la línea base de la FMD ( R =0,48 , P < 0,01 ) .

La intervención de magnesio resultó en una mejora significativa en la FMD después de la intervención ( 15,5 +- 12,0 % , P = 0,02 en comparación con la línea de base), que no era evidente con el placebo ( 4,4 +- 2,5 % , P = 0,78  en comparación con la línea base ). Hubo una mejor tolerancia al ejercicio ( 9,3 +- 2,0 frente a 7,3 +- 3,1 minutos , P = 0,05 ) y menos  cambios isquémicos en el segmento ST de menos ( 4 frente a 10 pacientes, P = 0,05 ) en el grupo de magnesio en comparación con placebo respectivamente. (7)

Aunque podría pensarse, que por el hecho de que este estudio fue publicado hace unos años, el diseño adecuado y la significancia de sus resultados permiten tomarlo como referencia para evaluar los efectos probables de magnesio a nivel cardiovascular, así como su relación con la tolerancia al ejercicio.

En conclusión, se sabe que los mecanismos de magnesio tienen implicación en la respuesta muscular; por ello, han sido objeto de investigación para demostrar que la suplementación puede tener un efecto en el rendimiento físico. Sin embargo, muchos de los estudios no logran comprobar el efecto directo de éste mineral.

Podría pensarse que al mejorar parámetros como presión arterial, captación de glucosa, aumento de la producción de energía entre otros fenómenos durante el ejercicio,  incrementarían el rendimiento físico de forma indirecta a través de la estimulación de mecanismos que por otras vías logran mejorar la respuesta a la actividad física.

Los resultados entre individuos son variables, pero sugieren que individuos que realizan ejercicio moderado a intenso y que tengan alguna depleción de magnesio, pueden verse beneficiados con éste producto. En pacientes que no realizan ejercicio de forma regular, el magnesio no parece ejercer ningún cambio significativo en la función muscular.

Se requiere de más estudios para evaluar el efecto de magnesio en un número mayor de pacientes.

Interacciones

Evite tomar las medicinas simultáneamente con el producto. El gluconato de magnesio puede tener interferencia con:

  • Ciprofloxacina, levofloxacina, doxiciclina, tetraciclina.

  • Levotiroxina, digoxina.

Si toma algún medicamento de forma crónica, consulte a su médico antes de usar gluconato de magnesio. Puede tomar gluconato de magnesio dos horas después de sus medicamentos regulares si su médico lo autoriza. (1), (2)

Altas cantidades de zinc en la dieta (12-142 mg/dia) pueden disminuir la absorción del magnesio. Se recomienda no tomar concomitante con este producto.

Contraindicaciones y advertencias

Su uso está contraindicado en pacientes con insuficiencia renal por el riesgo de hipermagnesemia. No usar en niños menores de 12 años.

Se recomienda precaución si padece diabetes, dependencia alcohólica, enfermedad hepática, fenilcetonuria, pues requiere de estricto control de las cantidades de magnesio que consume a diario.

Debe tenerse extremo cuidado en pacientes con miastenia gravis o alguna otra enfermedad neuromuscular, hipermagnesemia, diarrea crónica, ileostomía, síntomas de apendicitis o colitis ulcerosa.

No existen reportes de daño al feto o al neonato debido al consumo de gluconato de magnesio. Sin embargo, si se encuentra en embarazo, planea hacerlo o se encuentra amamantando, debe avisar a su médico antes de iniciar el uso del producto.

Si padece alguna de las condiciones mencionadas anteriormente, no se recomienda el uso de gluconato de magnesio sin supervisión médica.

Efectos adversos

Los efectos secundarios son raros si se usa el producto en la dosis indicada.

Algunos de ellos son:

·         Dificultad para respirar

·         Inflamación de cara, labios, lengua o garganta.

·         Urticaria

·         Diarrea

·         Dolor abdominal

En caso de presentarlos suspenda el uso de gluconato de magnesio y consulte a su médico de inmediato. (1)

Toxicidad

La intoxicación por magnesio no es un problema clínico común, generalmente se debe a la ingestión de dosis elevadas de las sales de magnesio en pacientes con insuficiencia renal leve a moderada.

En caso de tomar más de la dosis recomendada y presentar los siguientes síntomas: ritmo cardíaco lento, somnolencia intensa, mareos, confusión, debilidad muscular, náusea o vómitos severos, enrojecimiento (calor, sensación de hormigueo), pérdida del conocimiento entre otros puede estar frente a una sobredosis o intoxicación con magnesio, de ser así llame a su servicio de emergencias inmediatamente. (1), (3)

 Bibliografía

1. http://www.naturalstandard.com/databases/herbssupplements/all/magnesium.asp?#

2. Garrison SR, Allan GM, Sekhon RK.  Magnesium for skeletal muscle cramps (Review). Copyright © 2012 The Cochrane Collaboration.

3. http://ods.od.nih.gov/factsheets/MagnesiumHealthProfessional/

4.     R Swaminathan, Magnesium Metabolism and its. Disorders. Clin Biochem Rev Vol 24 May 2003 .

5. MARY P. GUERRERA, MD. niversity of Connecticut School of Medicine, Farmington, Connecticut Therapeutic Uses of Magnesium. Am Fam Physician. 2009;80(2):157-162.

6. J F.H. Nielsen, H.C. Lukaski. Update on the relationship between magnesium and exercise. Magnesium Research 2006; 19 (3): 180-9 REVIEW ARTICLE.

7. Shechter et al. Magnesium Improves Endothelial FunctionOral Magnesium Therapy Improves Endothelial Function in Patients With Coronary Artery Disease. Circulation. 2000;102:2353-2358

8.     R Pokan, P HofmannBr J Sports Med 2006;40:773–778. Oral magnesium therapy, exercise heart rate, exercise tolerance, and myocardial function in coronary artery disease patients.

9. Chen H-Y, Cheng F-C, Pan H-C, Hsu J-C, Wang M-F (2014) Magnesium Enhances Exercise Performance via Increasing Glucose Availability in the Blood, Muscle, and Brain during Exercise. PLoS ONE 9(1): e85486. doi:10.1371/journal.pone.0085486