Glucosamina + Condroitina

Articulaciones libres de dolor e inflamación con Glucosamina

La glucosamina y el condroitina sulfato, son sustancias esenciales para la formación, estructura, elasticidad y vigor del cartílago de las articulaciones móviles, disminuyendo el daño causado por la fricción y el soporte del peso; además, gracias a sus propiedades anti-inflamatorias, son una excelente opción para el manejo de enfermedades como la artrosis u osteoartritis, las cuales se manifiestan con dolores e inflamación en las articulaciones.

Glucosamina sulfato

La glucosamina es un amino sacárido que se encuentra en las mucoproteinas y en los muco polisacáridos. Después de ser acetilada se convierte en N-acetil-D-glucosamina, y es un sustrato indispensable para la síntesis de proteoglucanos. (1) que además es fundamental en la síntesis de macromoléculas importantes en el tejido conectivo y está involucrado en la síntesis de glicolípidos y glicoproteínas, proteoglicanos y glicosaminglicanos.  Asimismo incrementa los niveles de ácido hialurónico, por lo cual aumenta el efecto antiinflamatorio de este. (1, 2, 6)

En la síntesis de glicoproteínas, a nivel del cartílago, juega un papel aún más importante, ya que participa en la formación de cadenas de glicosaminoglicanos, los cuales confieren propiedades hidrofilicas y elasticidad al cartílago y así regula el balance de las fuerzas tensoras del cartílago, lo cual es esencial para la función de este.

En ciertos tejidos, la glucosamina tiene una alta afinidad por los transportadores de glucosa para ser incorporada a las glicoproteínas más rápido que la glucosa, además inhibe la degradación del cartílago articular inducida por la interleuquina 1 y los lipopolisacaridos, por lo cual esto soporta que la administración exógena de glucosamina contribuye a la restauración del cartílago dañado. (3, 5, 6, 7).

La osteoartritis es una enfermedad degenerativa, donde hay una alteración en la síntesis de cartílago articular; matriz articular asociada a los factores de crecimiento. En el caso de la articulación de la rodilla esta alteración produce una reducción del tamaño articular y funcionalidad de este, en todos esto procesos hay un aumento en el metabolismo y el catabolismo de proteínas estructurales, proteasas, citoquinas catalíticas, entre otras, por lo cual los requerimientos de glucosamina se ven aumentados y así su administración adicional a demostrado mejorar los síntomas y disminuir la progresión de la enfermedad, ya que la glucosamina incrementa la producción de colágeno tipo 2 que al parecer ejerce un efecto positivo sobre el balance entre catabolismo y el anabolismo asociado a la interacción de la horma TGF beta (factor de crecimiento transformante Beta) que está involucrada en la diferenciación mesenquimatosa, producción de matriz y estimulación de los condrocitos y diferenciación controlada. (2, 3, 5, 6, 7).

Además la glucosamina ha demostrado tener una importancia en el mecanismo del metabolismo de la glucosa, ya que aumenta la resistencia a la insulina, aunque su mecanismo no se encuentra bien estudiado aún. (3)

Se ha evidenciado que el efecto de la glucosamina para el manejo del dolor y la inflamación es tan efectivo como los AINE´s, como el ibuprofeno, pero con mayor tolerabilidad y menores efectos secundarios (1).

Condroitina sulfato

Uno de los principales glucosaminoglicanos del cartílagos el es condroitina sulfato y es un componente importante en el tejido conectivo, desde los cartílagos de las articulaciones hasta los vasos sanguíneos. Es el principal componente de la matriz extracelular del cartílago y ayuda a mantener la estructura e integridad del cartílago, ya que es una molécula altamente cargada por lo cual produce una repulsión electrostática, la cual aumenta la resistencia del cartílago a la compresión.

También tiene un efecto antiinflamatorio ya que reduce la translocación de la interleuquina-1-beta activada por el factor nuclear-kB, que es un factor de transcripción importante para la iniciación de diferentes procesos inflamatorios.

Con la edad los niveles de condrioitina disminuyen y su función en el cartílago de las articulaciones es absorber y retener agua, por lo cual facilita la distribución de las fuerzas de compresión, por lo cual disminuye el daño asociado.

Además de las propiedades asociadas a la distribución del peso en el cartílago, la condroitina inhibe enzimas sinoviales las cuales pueden contribuir al daño del cartílago  y deterioro de la estructura y funcionamiento de las articulaciones. (2, 4, 7).

Estudios proponen que la administración conjunta de glucosamina más condroitina, tiene un efecto sinérgico para el manejo de enfermedades articulares como la osteoartritis, desde el efecto inhibidor de enzimas y sustancias pro-inflamatorias hasta la reparación y mantenimiento de la matriz y estructura del cartílago articular. (2, 7)

Efectos adversos

Descontinuar su uso frente a cualquier reacción desfavorable, entre los efectos adversos se encuentra mareos, palpitaciones, cefaleas, alteraciones gastrointestinales, dolores musculares, infección del tracto urinario, vértigo, alteraciones en la cifras de presión arterial y reacciones de hipersensibilidad. (5)

Contraindicaciones y advertencias

Adminístrese con cuidado en personas que sufran de diabetes y/o otros desórdenes del metabolismo del azúcar.

En el caso de glucosamina extraída de exoesqueletos marinos no se recomienda que lo consuman personas alérgicas a los mariscos (1)

Toxicidad

No se han reportado dosis tóxicas o síntomas de toxicidad importantes, sin embargo no se recomienda exceder su consumo.

Interacciones

Puede disminuir la efectividad de la insulina u otros hipoglicemiantes orales (teóricamente).

Efectos cancerígenos o mutagénicos

No se han reportado efectos cancerígenos o mutagénicos asociados a este producto o alguno de sus componentes.

Bibliografía

1. Bedar M, “ Alternative Medicine: Glucosamine”, Can Pharm J. 2000. 133(5): 22-23. Idis No  450355

2. LaValle, H. et al, “Natural Therapeutics Pocket Guide” (2000-2001),  First Edition. Lexi-Comp, Inc. Ohio, U.S.A.

3. Adams, “E. Hype about glucosamine”, LANCET 1999. 354 (9176): 353-354. Idis No 429417

4. Rehman Q y Kane N, “Gettin control of Osteoartritis pain: an update on treatment options”, Postgrad Med. 1999, 106 (4) 127-134.

5. R. Thakral, U.K. Debnath, C. Dent, “Role of glucosamine in osteoarthritis” Current Orthopaedics (2007) 21, 386–389

6. Nicolás Giordano, Antonella Fioravanti, Panagiotis Papakostas, “The Efficacy and Tolerability of Glucosamine Sulfate in the Treatment of Knee Osteoarthritis: A Randomized, Double-Blind, Placebo-Controlled Trial”, Current Therapeutic Research Volume 70, Number 3, June 2009

7. Andrew L. Sherman, Germán Ojeda-Correal, José Mena, “Use of Glucosamine and Chondroitin in Persons With Osteoarthritis”, 2012 by the American Academy of Physical Medicine and Rehabilitation, Vol. 4, S110-S116, May 2012

8. Dra Victoria Hall Ramírez, Dra Milania Rocha Palma, Dra  Ericka Rodríguez Vegua, “Plantas Medicinales Volumen II”, Centro de Información Nacional de Medicamentos, Universidad de Costa Rica Mayo de 2002