Vitamina C + Zinc

Vitamina C + zinc se utiliza en la prevención de resfriados comunes y disminución de síntomas y duración de los mismos. Ambos compuestos tienen funciones importantes a nivel del sistema inmune así como propiedades antioxidantes. (1)

La vitamina C es un nutriente que nuestro cuerpo necesita para cumplir funciones básicas.

Interviene en procesos esenciales como el crecimiento, la absorción de hierro, la producción de colágeno y el sistema inmunológico. Es soluble en agua y se obtiene a través de la dieta pues nuestro organismo es incapaz de producirla. (1)

vitamina c

El zinc es el oligoelemento intracelular más abundante de nuestro cuerpo.

Un oligoelemento es cualquier elemento químico que representa un  porcentaje ínfimo en los organismos vivos, pero cuya presencia es indispensable para la vida y el crecimiento, por tanto se debe consumir en la alimentación diaria o con suplementos.(2),(3)

Alcanza concentraciones de 1.5 g en mujeres y 2.5 g en hombres. Está presente en todos los tejidos, órganos, fluidos y secreciones con mayor concentración a nivel de huesos, hígado, músculos, próstata y riñones.

Al igual que la vitamina C, el zinc está relacionado con el adecuado funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.

Una vez consumimos el zinc y la vitamina C, son absorbidos a lo largo de todo el tracto intestinal principalmente a nivel del yeyuno y a través de complejos mecanismos reguladores, se distribuye a las diferentes células de nuestro cuerpo donde cumplirán sus funciones.

La vitamina C parece regenerar la vitamina E (α-tocoferol) a partir de su forma oxidada (radical α-tocoferoxilo), permitiendo que la vitamina C indirectamente inhibe la peroxidación lipídica. El ascorbato también puede reducir radicales de urato y glutatión.(1)

La deficiencia severa de vitamina C produce escorbuto, una patología que se manifiesta con gingivorragia, petequias, equimosis, malestar general, letargo y fatiga.

vitamina c

La deficiencia de zinc es un importante problema de salud pública, que afecta a 2 mil millones de personas en todo el mundo, 2,5 incluyendo una considerable proporción de la población occidental. Ésta puede variar desde moderada, caracterizada por retraso del crecimiento, hipogonadismo masculino, falta de apetito, xerodermia, respuesta inmune alterada, aumento de la susceptibilidad a las infecciones y retraso en la cicatrización, hasta casos severos donde cursa con alopecia, diarrea, dermatitis, trastornos psiquiátricos y pérdida de peso. (3)

Se ha demostrado que la vitamina C y el zinc son esenciales en el mantenimiento de la salud, específicamente por su papel en la modulación de la resistencia a agentes infecciosos. (3)

Modo de uso

Disolver una tableta en un vaso de agua. Consumir una vez por día. Se recomienda no consumir más de dos tabletas diarias para evitar efectos secundarios y toxicidad. (1) Las tabletas efervescentes permiten la absorción rápida, debido al efecto buffer que ejerce a nivel del estómago. Aumenta el vaciamiento gástrico, con lo que el paso al intestino delgado se acelera.

vitamina-c

Otra ventaja es que al ser efervescente, es mucho más fácil de deglutir que una cápsula o comprimido y tiene mejor sabor, lo que a largo plazo representa una mayor adherencia por parte de los pacientes. Por último, permite incorporar oligoelementos, vitaminas y minerales en las dosis requeridas en una sola tableta.

Indicaciones 

La vitamina C y el zinc han sido ampliamente investigados por sus propiedades a nivel inmunológico y antioxidante. Se ha sugerido el uso de estos micronutrientes en condiciones como hipertensión, diabetes tipo 2 y disminución del riesgo cardiovascular.

La evidencia demuestra efectos importantes en la disminución de los síntomas del resfriado común.

Evidencia

En general, hay justificación científica que apoya el uso de una combinación de vitamina C y zinc para mejora de la función inmunológica, principalmente en la prevención del resfriado común y disminución de tiempo de duración y síntomas de dicha patología.

Una revisión general realizada por la Universidad de París Descartes publicada en 2.012, recopiló numerosos estudios y analizó los efectos de varios micronutrientes en el riesgo cardiovascular, en cuanto al zinc se encontró correlación entre las concentraciones bajas de este y la hipertensión, eventos cardiovasculares, diabetes tipo 2, dislipidemia y resistencia a la insulina (4).

En Estados Unidos en 2009 se realizó el reporte NHANES con el objetivo de determinar la concentración de vitamina C en este país y la prevalencia de deficiencia de este nutriente en subgrupos específicos. (5)

Puesto que los ensayos que evalúan la suplementación con zinc, para el tratamiento del resfriado común son contradictorios, recientemente se llevó a cabo una revisión sistemática y metaanálisis para evaluar la eficacia y seguridad del zinc para tal uso.(6)

El estudio Cochrane, publicó su revisión en 2.013 para evaluar el uso de zinc en resfriado común. La evidencia muestra que el zinc es beneficioso para el resfriado común en niños y adultos sanos.

Los resultados combinados de los ensayos, mostraron que el zinc redujo la duración  de los síntomas del resfriado común. El zinc también redujo la incidencia del ausentismo escolar por resfriado común y el uso de antibióticos cuando se usa profilácticamente.

Contraindicaciones y advertencias

No utilizar en casos de insuficiencia renal crónica, pacientes en hemodiálisis, litiasis renal previa.

vitamina-c-3

Pacientes con hemocromatosis, talasemia mayor, anemia sideroblástica, hemoglobinuria paroxística nocturna, tienen contraindicado su uso, debido a que la vitamina C aumenta la absorción de hierro en el intestino delgado y puede, en grandes dosis, aumentar el riesgo de sobrecarga.

Contraindicado en casos de pancreatitis crónica, malabsorción intestinal o falla hepática. (7) No se recomienda su uso en mujeres embarazadas y durante la lactancia sin la supervisión de un médico. (1)

Efectos adversos

Los efectos adversos de la vitamina C son pocos y son dosis dependientes. La ingestión de más de 1 gramo por día puede causar diarrea, dolor abdominal, náuseas, cólicos, cefalea, insomnio, cálculos renales y vómitos.

Al igual que la vitamina C, el zinc produce síntomas sólo cuando se sobrepasa el límite superior aceptado y son similares a los mencionados anteriormente. No se han reportado efectos adversos si el producto es utilizado en la forma indicada. (7)

 

Bibliografía

1. J. Lykkesfeldt, A. J. Michels, and B. Frei. Nutrient information. Vitamin C. 2014 American Society for Nutrition. Adv. Nutr. 5: 16–18, 2014.

2. Zinc Absorption by Young Adults from Supplemental Zinc Citrate Is Comparable with. That from Zinc Gluconate and Higher than from Zinc Oxide. Rita Wegmu¨ ller Fabian Tay. J. Nutr. 144: 132–136, 2014.

3. A Combination of High-Dose Vitamin C plus Zinc for the Common Cold Journal of International Medical Research 2012 40: 28- 42

4. Revue générale Micronutriments et risque cardiovasculaire Micronutrients to control cardiovascular risk Dominique Bonnefont-Rousselo. Nutrition clinique et métabolisme 26 (2012) 14–21.

5. Serum vitamin C and the prevalence of vitamin C deficiency in the United States: 2003–2004 National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES) Rosemary L Schleicher, Margaret D Carroll. Am J Clin Nutr 2009;90:1252–63.

6. Zinc for the treatment of the common cold: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials Michelle Science MD, Jennie Johnstone MD. CMAJ, July 10, 2012, 184(10)

7. http://umm.edu/health/medical/altmed/supplement/vitamin-c-ascorbic-acid